scorecardresearch
Rocío Martínez

Mens sana in corpore sano

Rocío Martínez


Se nos va a hacer corto

28/03/2022

A mis cuarenta y tantos, tampoco hace falta entrar en detalles J, he vuelto a vivir un momento de groupie futbolera. Con la misma ilusión con la que guardaba mi mayor tesoro en la adolescencia, ¡una foto firmada por Balint! conocí a Julián Calero y a los jugadores del Burgos CF. Conocer a tus ídolos siempre conlleva el riesgo de que en las distancias cortas te decepcionen, pero en esta ocasión, nada más lejos, al revés. Ahí estaba un jueves noche la plantilla casi al completo en la gala solidaria en la que la Fundación del Burgos, con la generosidad de todos, recaudó ¡26 mil euros! para la Asociación de Enfermos de Alzheimer.  

Noche emotiva en la que Calero desnudó su alma desvelando que esta enfermedad fue la que se llevó a su madre, a la que cuidó con un amor infinito, pero alegre a pesar de lo duro que es ver cómo los recuerdos se borran. Fue ella quien le hizo ser optimista. Insistía en ese mensaje ya antes de los tres puntazos ante el Tenerife. ¡Qué cerquita está la salvación! ¡Qué mérito! ¡Qué felicidad! Tipo currante, exigente, pero disfrutón Calero que se lo está pasando pipa, y nosotros con él y sus «guerreros». Así llama él a sus jugadores. A fe que lo son. ¡Qué intensidad en cada jugada!

El madrileño, de sonrisa franca, es de esas personas que te conquistan a primera vista, algo que sin duda ha conseguido en su vestuario. Se siente en nuestra ciudad como en casa. La gente de Burgos le quiere, ¡cómo no! Tras la renovación de Michu anunciada hace días en estas páginas, ojalá llegue pronto la del entrenador que 20 años después nos ha devuelto al fútbol profesional, al de la tele, el que llena El Plantío, el que nos mola.  

Decía Calero que a él este curso se le va a hacer corto e intuyo que nos va a pasar también con el San Pablo. Porque tras la victoria ante el Zaragoza, como las de antes, sólo pensamos en ir para arriba. El otro míster, Paco Olmos, dice que el jueves llega «el p*to partido». Con perdón. Yo no me lo pierdo.