Dos minutos

Luis J. Minguito


Mala vibra fuera

19/04/2021

Hay partidos que hay que jugar y otros que hay que ganar. El de ayer era de los segundos. Probablemente no fuera el encuentro más lucido de los cidianos, tampoco el más cómodo, ni siquiera el más propicio para volver a reencontrarte con la victoria, pero había que amarrar los dos puntos, más que por el objetivo del ascenso, por romper la mala racha.

Córdoba, Antequera y Torrelavega han sido los responsables del bache de resultados más largo y peligroso que se le recuerda al Balonmano Burgos en los últimos dos años. Un empate y dos derrotas seguidas que te hacen sentir afortunado del equipo por lo ridículo de la estadística, pero que es suficiente para que se apagara la llama de la ilusión por estar la temporada que viene entre los mejores de España, en ASOBAL.

La realidad es que el sueño sigue vivo, pero ya no es tan accesible. Ya no depende de lo que el cuadro rojinegro haga sino de los fracasos que cosechen los de arriba. Sin embargo, lo que sí está en la mano es competir todos los partidos que quedan y devolver la ilusión a una afición que ha estado fuera de su asiento la parte más larga de la temporada. De ser la punta de flecha de una cantera ansiosa de competición y de disfrutar de éxitos en una campaña marcada por protocolos y mascarillas que han relegado a un segundo plano.

En definitiva, el equipo de Nacho González aún tiene objetivos. El primero, el de ‘dar forma al destino’, como reza su lema, y después está todo lo demás, que no es ‘moco de pavo’. Tiene la misión de ganar día tras día y convencer de que el bache acabó ante el Alcobendas poniendo así fin a la minisangría de puntos y dejando la ‘mala vibra fuera’.



Las más vistas