scorecardresearch
Luis J. Minguito

Dos minutos

Luis J. Minguito


En solo 15 minutos

09/05/2022

Cinco cosas que hacer en 15 minutos: dar un paseo por tu barrio, limpiar debajo de la cama, llamar a tu tía la de Cuenca, despegar la media lechuga fosilizada del fondo del frigorífico o meter en un cajón con llave el sueño de ascender y tirar la llave al fondo del mar.

Porque… vaya tela. Los últimos 15 minutos del partido frente al Barça B unos los llamarían desastre, otros ridículo, alguno más hiriente los tacharía de vergonzosos, pero dejémoslo en decepción. ¡Solo era una 5:1!

Si el partido de Barcelona fue para sacar pecho por el registro anotador, este es para tener que agachar la cabeza y dar explicaciones. Cuatro bombos, dos megáfonos, camisetas de ánimo, una de las mejores entradas de la temporada en El Plantío, un rival digno de un partido épico, la expectativa de la ida, 'cabalgar' por la segunda parte con seis goles de ventaja… y todo al cajón tras un parcial de tres goles a favor y 12 en contra. No es una exageración desproporcionada, no. Pasó de verdad y conviene dar fe de ello. 

Una desconexión de tal calibre no se puede permitir en un equipo que aspira a ASOBAL, o mejor dicho, que aspiraba, porque las opciones ahora pasan por ir a poner velas a los santos y arrodillarse con mucha devoción a rezar el Padre Nuestro.

Ahora sé lo que pudo sentir el aficionado del Manchester City la semana pasada, el del PSG del 6-1 o aquel holandés de turno en 1984 cuando Señor le metió el gol número 12 a Malta. Sí, eso es, decepción. Incredulidad también. Pero, mayormente, decepción, porque tuvimos la ilusión y las ganas de soñar y nos despertaron antes de tiempo.