scorecardresearch
Guillermo Arce

Plaza Mayor

Guillermo Arce


¿Otro polo de desarrollo?

14/04/2022

El domingo se publicaba en estas páginas que en los últimos dos años se han activado cerca de 2.500 millones de euros para promover más de medio centenar de parques eólicos y fotovoltaicos a lo largo y ancho de la provincia de Burgos, y quizá la cifra se quede pequeña si se suma un año más. Es un dato astronómico, cercano a aquellos 19.000 millones de pesetas (3.200 millones de euros al cambio) que se invirtieron en el Polo de Promoción Industrial de Burgos y que, es evidente, cambiaron la ciudad para siempre. El Polo contaba con suculentos incentivos públicos, al igual que las energías renovables ahora, pero aquella millonada del Régimen creó 93 empresas y más de 12.700 puestos de trabajo, levantó más de 25.000 viviendas a orillas de Arlanzón y duplicó la población de la capital.  

En Burgos giran ya más de un millar de gigantescos aerogeneradores, algunos son los más potentes de España, y otros tantos que lo harán si salen los proyectos anunciados. Los parques de placas solares proyectados ocuparían la misma superficie que 7 pantanos de Úzquiza. Pero las comarcas donde se instalarán están moribundas, no dejan de perder población y apenas atraen empresas que generen prosperidad. Es más, ni siquiera hay un triste enchufe de recarga eléctrica bajo los cerros donde se mueven cientos de megavatios, ni ninguno de los pueblos implicados puede presumir de ser verde al cien por cien. Es triste reconocerlo, pero creaban muchos más empleos las minas de carbón o una centrar nuclear. 

El fin último de un crecimiento sostenible, de una energía respetuosa con el medio ambiente, son las personas. ¿De qué nos sirve invertir 2.500 millones en un territorio vacío y sin proyecto? ¿Para hacer más grandes y renovables a Madrid y el País Vasco y nosotros quedarnos vacíos?