scorecardresearch
José María Vicente

El Rincón de...

José María Vicente


La ministra

15/03/2022

La verdad es que no sé cómo tiene el valor de aceptar una entrevista para DB cuando su discurso para nosotros es tan desolador. Hablo de la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. No tuvo ningún reparo en venir a Burgos en campaña electoral para soltar que el AVE estaba hecho y que lo veríamos en marzo. Seguro que pensó que eso tendría rédito electoral. Ahora, pasadas las prisas, lo que hemos visto es que el AVE sigue sin comparecer. Pero no nos preocupemos los burgaleses porque la ministra tiene confianza en que lo veamos en el primer semestre, una vez hechas las pruebas y puesta la línea a disposición de la Agencia de Seguridad Ferroviaria.

Una de dos. O pretendía abrir la línea en marzo sin haber hecho las pruebas en las condiciones de seguridad necesarias o no tiene ni idea de los procesos de puesta en marcha de la línea. Cualquiera de las dos opciones es demoledora. Pero esto no es todo. Preguntada por el Directo Madrid-Aranda-Burgos, se remite a decir que hay que sacar la bateadora que se quedó atascando el túnel de Somosierra. Pero tampoco parece que se esté dando ninguna prisa a pesar de tener comprometida una partida para afrontar la actuación.

Dadas las circunstancias me pongo en lo peor y pienso en que sólo está tratando de ganar tiempo para poner distancia y que a los burgaleses se nos olvide. Al fin y al cabo la dichosa máquina lleva un montón de años allí y seguro que puede seguir el tiempo que sea conveniente. Y no crean que la ministra ha dado buenas noticias sobre la evolución de otros grandes proyectos de infraestructuras que afectan a nuestra provincia. Todas sus declaraciones sobre la A-73 Burgos-Aguilar, la A-12 Burgos-Logroño, la conexión con la Y vasca, etc, adolecen de la misma tónica. Todo lo fía al futuro y a la gran capacidad de trabajo del Ministerio para sacar adelante estudios informativos, proyectos, licitaciones… Bla, bla, bla.

Siento ser tan escéptico. Quizás haya que pararse a pensar si este tipo de historias no son las que están detrás del ascenso vertiginoso de algunas opciones políticas que tanto escandalizan a los partidos supuestamente nacionales. A lo mejor los votantes nunca se creyeron que el AVE fuera a llegar a Burgos en marzo y ajustaron cuentas.

ARCHIVADO EN: AVE, Burgos