scorecardresearch
Belén Marticorena

Sobreviviendo en la Jungla

Belén Marticorena


¿Pez o caña?

14/10/2022

La justicia lenta no es justicia, y lamentablemente es lo que en muchas ocasiones tenemos. Es cierto que en la mayoría de los casos se hace lo que se puede, porque las propias normas, la falta absoluta de medios técnicos y los encorsetamientos con los que se nos requiere que trabajemos, lejos de dar garantías, lo que hacen es dificultar el acceso a una justicia rápida. Sin embargo, siempre hay funcionarios que, en colaboración con los profesionales externos, consiguen que este entramado salvaje se vuelva una experiencia positiva.

Sí, por una vez, en lugar de quejarme como normalmente me pide el cuerpo, hoy voy a decir que nuestros juzgados, en cuanto a los procedimientos de familia que se tramitan de mutuo acuerdo, son de una agilidad y rapidez fuera de lo normal. Una pareja que ha conseguido ponerse de acuerdo y firmado el preceptivo convenio que recoge las medidas con las que va a vivir en un futuro, se tramita en Burgos a la velocidad del rayo, minimizando al máximo el dolor, cansancio y ganas de acabar de las partes. Yo diría que es una experiencia muy positiva que sorprende al administrado y le deja con una sensación de agrado interesante. 

Sin embargo, si me voy a la otra posibilidad, cuando en la ruptura de una pareja no hay acuerdo y nos enzarzamos en conflictos interminables, es entonces cuando veo claramente la falta de medios y el abandono de la justicia en nuestro país. Si tuviéramos los servicios correctos, con varios equipos psicosociales que pudieran examinar en un inicio del proceso a los grupos familiares, las decisiones serían mucho más rápidas y seguramente más idóneas y felices para todos. Pero parece más urgente financiar el pez, en vez de darnos la caña con la que pescar. Y así se ponen millones de euros en ayudas económicas inmediatas, cuando lo que necesitamos de verdad desde hace años es otro tipo de soluciones, que pueden no ser tan inmediatas pero que resultan mucho más necesarias y económicas a largo plazo.

En los próximos meses nos esperan muchas promesas y tentaciones por parte de las distintas opciones políticas, pero por favor, no dejen que compren su voto, demostremos que no estamos a la venta y que, desde luego, no somos tan tontos como creen.

ARCHIVADO EN: Pesca, Funcionarios, Burgos