scorecardresearch
Ignacio Fernández

Ignacio Fernández

Periodista


Cis&Co

27/01/2022

Las horquillas del sondeo del ayer del CIS suenan a horcas caudinas en los cuarteles generales de los partidos politicos en Castilla y León. Y no es para menos. Tras el escándalo de la filtración al tertuliano Iglesias de los datos del estudio, los aromas de la cocina de Tezanos (diez millones de euros se gasta en angelito al año en estudios sociológicos, que se dice pronto) sulibeyan a las direcciones de los partidos en liza. El 70% de los encuestados creen que ganará el PP pero el 26,9 % aún no tiene decidido su voto. 

El problema principal para la gente es nuestra precariedad demográfica, la "España vaciada". Curiosamente, la covid sólo preocupa al 5%, la subida de impuestos al 0,2% y el mal comportamiento de los políticos, al 2,8%. El paro es un problema para el 18% de los encuestados.  

Pues los partidos tendrán que ponerse las pilas para ofrecer propuestas sobre esos problemas principales y olvidar otras "creaciones" fruto del universo paralelo en que viven y en el que desarrollan sus propios metalenguajes. De hecho, el CIS señala que el 63% siguen con poco o ningún interés las noticias relacionadas con las elecciones.

La campaña que comienza esta noche, por tanto, es un "tie break" decisivo en unas elecciones insólitas de por sí, con una sola urna en una región tan municipalizada como la nuestra y en la que lo autonómico suele ocupar un lugar menos preferente. Porque lo peor que nos puede ocurrir es que el resultado no diera lugar a lo que se persigue: la creación de un gobierno responsable que gestione la economía de la postpandemia, uno de los momentos más delicados que vamos a ver en lustros. 

(P.D.: Según Tezanos, la subida de las tarifas energéticas preocupa solo al 0,0% de la población. Han leído bien. ¡Qué grande!)