Plaza Mayor

Guillermo Arce


La mejor noticia en el peor momento

27/01/2021

La apuesta del gigante logístico DHL por Villalonquéjar IV(24 millones de inversión y entre 120 y 140 empleos, ojalá) es la mejor noticia posible en el peor momento posible de la economía burgalesa. La apuesta por el suelo industrial de calidad, bien urbanizado y mejor ubicado ha surtido efecto en medio de la debacle de la pandemia, lo que prueba una vez más que si hay infraestructuras siempre hay oportunidades. La economía -también en crisis- es un tira y afloja entre los que salen ganando y los que pierden y Burgos tiene que estar apoyando a ambos para prosperar, pues siempre se avanza arropando al que empieza y sobre todo al que tropieza (nunca olvidemos el ejemplo modélico que dimos con Campofrío). Villalonquéjar IVha superado todo tipo de contratiempos, algunos muy graves, pero hoy es una realidad y supone asentamiento y consolidación de industria. Se confirma que la logística, reforzada extraordinariamente por los confinamientos sanitarios, apuesta por ubicarse en el centro del norte peninsular y tras DHL pueden venir otros operadores si encuentran lo que buscan: infraestructuras y comunicaciones. Y aquí está el quid de la cuestión, porque la cuarta fase del polígono se va colmando y el horizonte de las oportunidades industriales de la ciudad no está despejado. Kronospan nos da una pista de hacia dónde hay que seguir. La construcción del ramal ferroviario desde Villafría a la fábrica de tableros de Castañares es una clara llamada a desarrollar la ampliación de la Aduana y el Centro de Actividades Económicas (CAE) en torno al aeropuerto y, por extensión, a poner toda la carne en el asador en la ejecución de la autovía de Logroño (A-12), nuestra puerta hacia el Este peninsular y el Mediterráneo. Sin olvidar nunca el Parque Tecnológico, la puerta a un futuro industrial que no nos podemos permitir cerrar, aunque algunos se empeñen en que no abra nunca.



Las más vistas

Opinión

De lemas

OPINIÓN| ' De lemas', por Ignacio Fernández de Mata, en Los heterodoxos