scorecardresearch

La mejor Copa del Rey del Burgos CF

ROBERTO MENA
-

Los blanquinegros no son un equipo copero y su mejor actuación llegó en la 80-81, campaña que militaban en Segunda y en la que alcanzaron los cuartos y acabaron eliminados por el Sevilla

Maté, Gómez, Blach, Dacosta, Ruiz Igartua, Nicolás Pereda, Teófilo Abajo, Antonio López, Vitoria, Juanjo Rodríguez y Cholo formaron de inicio en el encuentro ante el Sevilla en El Plantío. En el segundo tiempo entró al campo Miguel Navarro. - Foto: Fede (DB)

La Liga se da un respiro y llega la Copa del Rey, una competición en la que el Burgos CF no ha destacado históricamente. Nunca ha llegado a unas semifinales y su mejor actuación en este torneo data de la temporada 1980-81, en la que jugó los cuartos de final contra el Sevilla y acabó sucumbiendo después de encajar en la ida una abultada derrota en el Sánchez Pizjuán. 

Paradójicamente, en ese curso la escuadra blanquinegra militaba en la Segunda División y en la liga no brilló en exceso pese a contar con jugadores como Magdaleno o Cholo. El primero fue el pichichi de la categoría de plata con 17 dianas.

En las últimas campañas, el mayor logro de los castellanos en Copa llegó en la temporada 2007-08, cuando el equipo que aún entraba Félix Arnaiz Lucas -luego llegaron Alberto González y Raúl González- se metió en los dieciseisavos de final y cayó ante un Primera como el Getafe.

En estos momentos, el equipo vive su mejor etapa de la era moderna, por lo que puede ser una buena oportunidad para hacer un buen papel. La primera piedra de toque será el domingo a las 12,00 horas en Huelva contra el Recreativo.

Cinco eliminatorias. En aquella campaña 80-81, el Burgos CF no llegó a encontrar la regularidad en la liga, pero fue fiable en Copa. Pasó cinco eliminatorias. La dificultad fue en aumento en las cuatro primeras, mientras que en la quinta -los octavos de final- el contrincante fue un Figueras que militaba en Tercera División y era la sorpresa del 'torneo del ko'.

En la primera ronda, la escuadra dirigida entonces por Lucien Muller se impuso de forma clara al Zamora, equipo de Segunda B. Venció en el Ruta de la Plata y en El Plantío. Posteriormente, se topó con otro conjunto de la categoría de bronce, el Torrejón. Los blanquinegros empataron en Madrid y vencieron por 3-1 en Burgos. La dificultad aumentó cuando el rival fue el Celta de Vigo. El conjunto celeste estaba en Segunda B, pero era uno de los equipos más fuertes de la categoría y acabó ascendiendo esa campaña.

La eliminatoria se puso muy cuesta arriba en Vigo, donde los burgalesistas cayeron por 2-0. Tocaba remontar en la vuelta al calor de El Plantío. Los goles de Ruiz de Igartua y de Juanjo de penalti igualaron la contienda en el choque disputado el 21 de enero de 1981. En los penaltis se llevaron el gato al agua los locales.

El Palencia fue el cuarto escollo, un rival con el que en el pasado había tenido una rivalidad histórica. Entonces, la escuadra morada militaba en Segunda y el Burgos se impuso tanto en la ida como en la vuelta por la mínima (1-0).

Ante la revelación del torneo, el Figueras, que había dejado en la cuneta a segundas como el Sabadell o el Racing de Santander, el Burgos tuvo que sufrir. Empató a domicilio y después de un 0-0 en El Plantío, decantó la balanza a su favor en la prórroga con goles de Antonio López y Magdaleno.

Todo se acabó ante el Sevilla, que le endosó un 4-1 en la ida de los cuartos, mientras que en El Plantío el partido acabó 0-0 pese a los intentos blanquinegros de dar la vuelta a la eliminatoria.

Últimas experiencias. En la campaña 2020-21 eliminó al Andorra en la primera ronda, aunque cayó con el Espanyol en la segunda. Ambas eliminatorias fueron a partido único en El Plantío. Todo lo contrario sucedió la temporada pasada, en la que el Burgos CF eliminó al Montijo en tierras pacenses en la primera ronda y cayó en la segunda ante el Zaragoza en La Romareda.

En esta edición de la Copa, parte como favorito en la primera ronda ante el Recreativo de Huelva, un histórico venido a menos que lucha por salir de Segunda Federación, aunque no se puede fiar porque ya se sabe que el torneo está lleno de sorpresas.