scorecardresearch

Treviño desarrollará un plan para potenciar el euskera

O.C.
-

Los ayuntamientos aprueban una estrategia conjunta para incrementar el uso del idioma en el enclave. Una de las primeras medidas pasa por incluirlo como asignatura en su escuela

Imagen del acto en el que se desplegó en el ayuntamiento del Condado una pancarta para pedir la anexión a Álava. - Foto: O.C.

Los dos ayuntamientos que componen el Condado de Treviño han aprobado el Plan Estratégico del Euskera, con el que durante los próximos cuatro años pretenden implementar esta lengua en el enclave. El consistorio de la Puebla de Arganzón dio ayer el visto bueno al documento y el del Condado de Treviño lo hizo hace unas semanas. De esta manera, desarrollarán cinco ejes para afianzar la presencia del idioma en este territorio burgalés y para ello resaltan cinco ejes: el uso social, conseguir nuevos hablantes, educación, administración y gestión.

«Es un proceso largo y el proyecto necesita su tiempo para incrementar el uso y el aprendizaje del euskera», reconoce el alcalde de Treviño, Enrique Barbadillo, quien destaca que uno de los puntos prioritarios pasa por el ámbito educativo, ya que marcará el futuro. Por este motivo, confiesa que han dado los primeros pasos para que esta lengua se estudie como asignatura en el colegio del pueblo, donde ya se tiene como una alternativa extraescolar.

Barbadillo destaca que incluirlo «sería muy importante porque ahora hay muchos chavales que se van a otros sitios y eso hace que el colegio no pueda desarrollar todo su potencial». Para lograrlo, el último consejo escolar apoyó la idea de la nueva asignatura y la dirección ya ha contactado con la Consejería de Educación donde «parece que no hay mucha pega», mantiene el alcalde, quien añade que ya se ha pedido que contacten con el Gobierno vasco «para que se pongan de acuerdo».

Otro de los aspectos donde se quiere implementar el uso del euskera es dentro de las propias administraciones locales. En este sentido, el alcalde de La Puebla de Arganzón, Pablo Ortiz de Latierro, asume que «en este aspecto depende más de la voluntad, aunque nos regimos por Castilla y León que no la demuestran». Aún así, uno de los puntos que se tienen sobre la mesa pasa por «tener en los dos idiomas la documentación oficial», adelanta Ortiz de Latierro, que lamenta que en este 2020 ya se quería avanzar, «aunque el coronavirus ha hecho que hallamos perdido el primer año de este plan».

En todos los puntos, ambos alcaldes admiten que toda la estrategia debe anclarse en la normativa. «El euskera no es oficial y por eso tenemos que buscar los resquicios legales para encontrar un amparo jurídico en su ejecución», explica Ortiz de Latierro, que resalta pretenden «crear las condiciones para poder vivir en euskera en el territorio».

Por ello, una de las principales intenciones pasa por incentivar el «uso social» de esta lengua,  por lo que buscarán implementar medidas que hagan que el euskera gane presencia en «el ocio y el deporte, las distintas áreas socioeconómicas o la cultura y los medios de comunicación», apunta el representante de EH Bildu.