Borrarán 160 cedas del carril bici y colocarán 200 nuevas señales

I. Elices / Burgos
-
En la calle Vicente Aleixandre, que está en obras, ya han eliminado los confusos cedas el paso para ciclistas. - Foto: Tomás Alonso

Tráfico ya ha elaborado el proyecto, dirigido a incrementar la seguridad de los ciclistas, cuya ejecución asciende a 160.000 euros. Serán repintados 30 kilómetros de marcas horizontales

El área de Tráfico del Ayuntamiento ya tiene un plan para conceder más seguridad a los cruces de las vías urbanas con el carril bici.  Ahora ya solo queda conseguir 159.600 euros para ejecutarlo. Según el estudio que ha llevado a cabo la Concejalía de Infraestructura, ése es el coste de la actuación, que contempla colocar 200 señales verticales, repintar más de 30 kilómetros de líneas blancas discontinuas y eliminar 160 cedas el paso que desde hace años confunden a ciclistas y conductores sobre quién tiene la prioridad ante un paso de bicicletas.
El atropello de una joven en la avenida de Castilla y León suscitó en enero una gran polémica sobre la existencia de esas marcas horizontales de ceda el paso situadas en el carril bici. Dicho accidente también puso de manifiesto que no todos los cruces están señalizados de la misma forma, lo cual contribuye aún más a la confusión. Por ello el Ayuntamiento va a colocar a lo largo y ancho de la ciudad 167 señales verticales triangulares que adviertan a los coches del peligro del paso de ciclistas y otras treinta cuadradas azules, que informarán de la posible presencia de bicis en la calzada.
Además de colocar estos hitos también serán borrados todas las señales horizontales de ceda el paso con las que se topa el ciclista que circula por el carril bici antes de atravesar una calle por la que pasan coches. Un total de 160 serán eliminadas. Asimismo, serán repintados 30.000 metros de líneas discontinuas en las vías para ciclistas y serán dibujados 1.500 metros cuadrados de nuevos pasos para bicicletas en avenidas donde ahora solo hay de peatones.
Éste es el proyecto, pero hay que pagarlo. Por el momento no hay ninguna partida en el Presupuesto municipal para llevarlo a efecto, así que hay que esperar hasta junio o julio, cuando el Ayuntamiento acomete las modificaciones de crédito, según explica el vicealcalde, Ángel Ibáñez. En ese momento cada concejal expondrá sus proyectos prioritarios para obtener  un montante económico «y en conjunto se decidirá dónde se destina el dinero». El edil del PP recuerda, además, que el mantenimiento de toda la señalización horizontal y vertical cuesta 300.000 euros al año a las arcas municipales.
El proyecto municipal supera las expectativas de la asociación Burgos con Bici, que había hecho su propio estudio sobre las deficiencias de señalización en el carril para ciclistas. Así, consideraron que eran necesarias 50 señales de ‘peligro, presencia de bicicletas’, cuando el Ayuntamiento prevé colocar 167. Los aficionados también reclamaban que se incluyeran iconos ciclistas en 25 pasos que precisan de esta semaforización específica.
Toda esta polémica acerca de ña señalización se suscitó después de que en el mes de enero una joven burgalesa fuera atropellada en la avenida de Castilla y León tras pasar por un ceda al paso pintado en un carril bici y no ser vista por el conductor. Un intenso debate sobre la prioridad, con posturas contrapuestas, se saldó con el propósito municipal de borrar todos los cedas en carril bici.