scorecardresearch

Energía Burgalesa prevé generar 60 empleos en seis meses

G. Arce
-

La comercializadora de electricidad y gas arranca su actividad con un equipo de 30 personas y aspira a agrupar en su primer medio año a más de 7.000 clientes en la provincia, entre particulares y empresas

Soulai Temsa, responsable de Energía Burgalesa. - Foto: Luis López Araico

Energía Burgalesa, compañía comercializadora de electricidad y gas, ha arrancado su actividad en la capital con un equipo que alcanzará los 30 trabajadores en enero y que prevé duplicar en el plazo de seis meses. Su objetivo comercial es fidelizar 7.000 clientes hasta mediados de 2021, el 30% de los cuales serán empresas y el resto particulares, y asentarse en la capital y la provincia como un proyecto de origen local y enfocado a dar servicio al territorio.

 

Así lo explica Soulai Temsa, responsable de esta compañía que empezó su actividad en Burgos como asesor energético tras la liberalización de este sector, en 2009. La nueva comercializadora a su cargo, con sede en la avenida de la Paz, esta habilitada para trabajar a nivel nacional aunque, en una primera fase, se ceñirá a su lema ‘de Burgos y para Burgos’, lo que incluirá una próxima implantación de sendos puntos de venta en Miranda de Ebro y Aranda de Duero.

 

Su campo de trabajo es la comercialización de energía (electricidad y gas) para todo tipo de clientes, desde hogares particulares, pequeños negocios y autónomos hasta grandes cuentas de empresas. "Vamos a competir con las grandes comercializadoras, algo que es muy difícil, pero creemos que la cercanía y la involucración con el cliente es muy bien recibida en este sector. Vamos a apostar por el negocio local y a la vez ofrecemos una energía de origen renovable certificada por la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC)".

 

Energía Burgalesa, que cuenta con el soporte de la compañía Vita Energy, considera que el nicho de la comercialización de energía en Burgos aún no está slo ufientemente desarrollado. "No tenemos nada que ver con las grandes comercializadoras, somos independientes".

 

El secreto para abordar este mercado tan exigente, detalla Temsa, es la combinación de precios y atención al cliente. "Nuestro trabajo es una especie de lucha entre David y Goliat pero, en realidad, no hay nada que ofrezcan las grandes comercializadoras que nosotros no podamos ofrecer e incluso mejorar".

 

"El cliente particular no sabe lo que paga ni lo que dejaría de pagar. Las facturas deben ser muy sencillas, sin letras pequeñas. Una empresa, por su parte, dispone de múltiples alternativas para reducir la factura, por lo que es muy importante el asesoramiento", explica Temsa, quien subraya que el gran enemigo al que se enfrentan para desarrollar su actividad es el "desconocimiento" que hay en torno al tema energético en un mercado local, "que ha estado mal atendido".

 

"Llevamos años liberalizados pero creo que se ha avanzado de manera errónea, en el sentido de que muchas empresas han ejercido como intermediarias en Burgos pero no han cumplido con lo que prometían y han terminado abandonando la plaza y dejando a sus clientes sin atención".

 

MOVILIDAD

 

Tras una primera fase de implantación y difusión de su actividad, Energía Burgalesa aspira en un futuro próximo a ofertar servicios de cargadores a pie de calle para los coches eléctricos, proyecto en el esperan contar con la colaboración del Ayuntamiento. "Es un campo aún por desarrollar en Burgos pero apostaremos por ello".