scorecardresearch

Cáritas destina 7,8 millones en ayudas para pagar la luz

SPC
-

La entidad teme que la demande de ayudas para paliar la pobreza energética se dispare en invierno

Una persona sin calefacción se calienta con una chimenea en su casa. - Foto: Ana M. Díez

Cáritas ha destinado 7,8 millones al pago de suministros, básicamente luz y gas, de familias vulnerables de Castilla y León, hasta el 30 de septiembre de este año, lo que supone más desembolso que el realizado en los años 2019 y 2020. En concreto, la organización vinculada a la Iglesia ha combatido la pobreza energética a 8.100 familias de la Comunidad, por lo que la ayuda media económica ronda los mil euros. Una cifra que demuestra las consecuencias económicas y sociales de la pandemia entre las personas en exclusión o en riesgo de exclusión. No en vano, la pobreza energética está relacionada con la capacidad de los hogares de mantener una temperatura adecuada y afecta al 9,1% de la población.

Las once cáritas diocesanas en Castilla y León han contabilizado en los nueve primeros del año el pago de 7,8 millones de euros para hacer frente a los recibos del agua, gas o gasóleo y, especialmente, electricidad. Y eso que el impacto de la subida de la tarifa de la luz comenzó a partir de verano, por lo que los datos facilitados por Cáritas a la Agencia Ical apenas recogen el impacto de la espiral alcista de la electricidad de los últimos meses.

Un desembolso que es superior al realizado por la ONG en todo el año 2019 (7,2 millones) y 2020 (6,1 millones). El número de familias que recibió alguna ayuda para pagar facturas relacionadas con el hogar y hacer frente así a la pobreza energética asciende hasta septiembre de este año a 8.100 frente a las 7.515 beneficiadas en todo 2020. Hasta la fecha, este tipo de entregas, que significan hasta el 60% del total de las ayudas de urgente necesidad, aún no ha superado las registradas en 2019, cuando llegó a 8.702 unidades familiares, aunque todo parece indicar que las excederá con creces. «Hemos experimentado un aumento importante y existe un cierto temor ante lo que vendrá el último trimestre del año cuando llegue el frío a partir de noviembre y sea necesario utilizar la calefacción y haya menos horas de luz natural», asegura a Ical el presidente autonómico de Cáritas, Antonio Jesús Martín de Lera.

Cáritas destina 7,8 millones en ayudas para pagar la luzCáritas destina 7,8 millones en ayudas para pagar la luz - Foto: FS ICALReconoce que el dinero que destina la entidad para combatir la pobreza energética es elevado pero que demuestra la realidad de que hay mucha gente que lo pasa «mal». Y eso que precisa que lo prioritario es la alimentación para comer, que acapara los escasos recursos, y luego se buscan afrontar otros gastos. Incluso, pone el ejemplo de una usuaria de Cáritas que hace unos días le comentaba, entre risas, que lo que se iba a ahorrar en calefacción se lo iba a gastar en la compra de medicinas por las bronquitis y los catarros. 

Martín de Lera ya alertó en julio durante la presentación de la memoria de la ONG de 2020 que la pobreza «ha tocado a nuestra puerta y la situación sigue siendo muy complicada por que los ERTE y los subisdios se acaban y el empleo no se regenera. Muchas personas, que hasta ahora, tenían un colchón ven cómo se les acaba». De ahí, que subraye que un tercio de las personas atendidas el año pasado nunca había acudido a Cáritas a solicitar ayuda.