El transporte precisa de 400 profesionales en Burgos

J.M.
-

La Junta de Castilla y León se compromete a difundir el programa del sector del transporte 'Haz del volante tu profesión' para sufragar los carnés de conducir a sus futuros trabajadores

Miguel Ángel Benavente y Juan Carlos Suárez-Quiñones - Foto: Alberto Rodrigo

El presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE), Miguel Ángel Benavente, ha cifrado esta mañana en 400 el déficit de profesionales en el sector del transporte de mercancías y viajeros en la provincia de Burgos. Así lo ha manifestado el líder de la patronal burgalesa en la firma de un convenio entre las distintas patronales del sector, las autoescuelas y la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, en el que esta última se compromete a dar difusión a una campaña de los empresarios para sufragar el permiso de conducir a los futuros profesionales.

La idea contempla que las empresas tiren de una bolsa de empleo de la patronal, que los interesados abonen su permiso de conducir (también hay acuerdos con los bancos para su financiación) y que luego las empresas se lo abonen a los empleados de forma progresiva mediante un complemento a su salario.

El consejero de Fomento, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha felicitado a la patronal por la iniciativa y se ha comprometido a promocionarla desde la Administración autonómica. El miembro del Ejecutivo regional también se ha mostrado receptivo a que esta iniciativa se replique en otras provincias de Castilla y León si los empresarios del sector adquieren el mismo compromiso que en Burgos.
Suárez-Quiñones también se ha referido a las obras del AVE y ha mostrado su deseo de que, tras los problemas surgidos, la infraestructura pueda estar finalizada este año y que en 2020 entre en periodo de pruebas. No obstante, ha afirmado que es al Ministerio de Fomento al que le corresponde hablar de plazos.
En relación al tren directo de mercancías entre Burgos, Aranda y Madrid, el consejero ha vuelto a recalcar la importancia de su reactivación. No solo ha destacado lo positivo que sería desde el punto de vista del transporte de mercancías, sino que también ha defendido que, de manera indirecta, también mejoraría los tiempos en el tráfico de pasajeros entre Ávila y Madrid