Los futbolistas sabrán si entran ya en prisión el miércoles

P.C.P.-EFE
-

La Audiencia Provincial, que les ha condenado a 38 años de cárcel cada uno, ha fijado para ese día la vistilla en la que se decide ir a su futuro inmediato y a la que están convocadas todas las partes personadas en la causa

Los futbolistas sabrán si entran ya en prisión el miércoles - Foto: Jesús J. Matías

Los tres exjugadores de la Arandina condenados a 38 años de cárcel por agredir sexualmenteaa una menor de 15 años sabrán el miércoles si entran ya en prisión o pueden continuar en libertad a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León resuelva los recursos que presentarán sus defensas.

La Audiencia Provincial de Burgos ha fijado para las 10 horas de ese día la vistilla, una comparecencia regulada por el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, en la que el Ministerio Fiscal, las acusaciones y las defensas se pronunciarán sobre el futuro inmediato de los tres agresores sexuales. 

Están citados los procesados y las partes personadas en la causa, que se instruyó en Aranda de Duero.

La acusación popular en el caso Arandina, representada por la Asociación Clara Campoamor, ya avanzó ayer que va a solicitar la entrada inmediata en prisión de Carlos Cuadrado, Víctor Rodríguez y Raúl Calvo, condenados este jueves a 38 años cada uno por un delito de agresión sexual a una menor.
El abogado de la acusación particular, Luis Antonio Calvo, manifestó que si en su día defendieron que los acusados no tenían que haber permanecido en libertad por el riesgo de fuga, ahora con una pena tan alta, 38 años por agresión sexual a una menor, "deben entrar en prisión".
Calvo se mostró muy satisfecho con la sentencia porque ha recogido la intimidación medioambiental y la cooperación necesaria, y anunció que no la recurrirán.
La Asociación Clara Campoamor "sólo acusa en un procedimiento cuando tenemos clarísimo que son culpables; si tenemos cualquier duda no acusamos", ha argumentado el abogado antes de añadir que las pruebas "estaban claras desde el principio".
"Lo que contaba la niña y cómo lo contaba, tenía que ser verdad, no teníamos duda y en el juicio hemos podido probar todo", agregó.
Reconoce que la sentencia es alta y que pueden asustar los años de condena, "pero es que los hechos son muy graves: tres hombres mayores que atacan a una menor de 15 años y hacen con ella lo que les da la gana", concluyó.