"Era muy importante la sintonía entre Aranda y la Junta"

Adrián del Campo
-
El número uno de Ciudadanos en Aranda de Duero y concejal de Régimen Interior, Francisco J. Martín. - Foto: A. del Campo

El líder de Ciudadanos en la villa, Francisco J. Martín, insiste en que su partido no les impuso ningún pacto ni desde Valladolid ni desde Madrid, pero defiende formar gobiernos similares a nivel local y autonómico

Fueron la tercera fuerza más votada en las elecciones municipales del 26-M. Ahora, tras unas largas negociaciones y con tres concejales en el pleno, el grupo de Ciudadanos en Aranda de Duero ha entrado en el equipo de Gobierno junto al PP. Su portavoz, Francisco J. Martín, repasa los acuerdos alcanzados después de los comicios y analiza las opciones del nuevo Ayuntamiento.

En las pasadas elecciones consiguieron tres concejales, ¿era el número que esperaban vistos los buenos resultados de Ciudadanos en las Generales?

Todos los partidos que nos presentamos a unas elecciones vamos a por el mejor de los resultados posibles. En estas elecciones hemos subido en más de un 80% de votos. Inicialmente somos positivos en esa valoración, pero evidentemente nos hubiera gustado tener mejores resultados.

¿Pero fue una pequeña decepción o no?

Agridulce. Es una buena subida pero si te presentas es para gobernar y con tres concejales no se puede gobernar. 

Las negociaciones fueron muy largas, ¿gobernar con el PP siempre fue la única opción?

Nosotros abríamos dos bandas de negociación. Por un lado fue con el PP y por otro con el PSOE, pero desde la dirección general de Ciudadanos se aprobó que el socio preferente con el cual intentar un primer acercamiento era el PP y en el caso de no poderse hacer se podría ceder a otras fuerzas. Nosotros no esperamos a que con el PP no se pudiese hacer. Nosotros ya tuvimos una serie de contactos con el PSOE, lo que pasa es que fructificaron los del PP, con lo cual no fue excesivamente complicado.

Esa decisión  a nivel nacional, ¿les ayudó o les dificultó a la hora de negociar?

En principio no entiendo que vaya a perjudicar ni beneficiar. Fue una línea de actuación como podía haber habido otra. 

¿Hubo algún momento tenso en las negociaciones en el que pensara: es imposible llegar a un acuerdo?

Tengo que reconocer que todas  las negociaciones, tanto por un lado como por el otro (PP y PSOE), fueron muy positivas y no hubo momentos críticos. El clima fue siempre de entendimiento. 

¿Por qué han mantenido en todo momento un veto rotundo a Vox?

Lo hemos dicho muchísimas veces. Nosotros defendemos una opción política que a priori puede diferir de la que presenta Vox y un equipo de Gobierno en el que estén representadas dos cuestiones que son netamente diferentes, pues podrían causar tensiones a la hora de gestionar. Y al fin y al cabo esas tensiones iban a perjudicar al Gobierno y a la ciudad de Aranda. Por eso consideramos que inicialmente no  debería de haber ese posible choque. 

Viendo que la influencia de las decisiones del partido a nivel nacional y autonómico ha sido clara, ¿qué margen de maniobra les han dejado en el ámbito local?

Nosotros hemos tenido todo el margen y toda la maniobra posible en las gestiones del acuerdo a nivel de Aranda de Duero. A nosotros no nos han impuesto ni desde Madrid ni desde Valladolid un acuerdo obligado. Nos han marcado unas directrices que desde el principio hemos aceptado porque además considerábamos muy importante que hubiera una sintonía entre Valladolid, Junta y Aranda. Precisamente por el tema de reclamar lo que tanta falta nos hace. Sí que es cierto que tuvimos que hacer un pequeño acto de fe cuando cerramos el acuerdo con el PP, pero las conversaciones indicaban que el acuerdo en la Junta iba a ser también con el PP. No nos han impuesto pero nosotros marcábamos como algo muy importante que hubiese una sintonía entre la Junta y Aranda.

Si hubieran decidido que era mejor pactar con el PSOE, ¿se lo hubieran permitido desde Valladolid o Madrid?

No se dio esa opción, pero entiendo que no hubiera habido ningún problema.

¿El veto a mandatos de más de ocho años estuvo vigente en algún momento en Aranda? 

Eso fue en la negación para  la Junta. A nosotros en ningún momento se nos llegó a trasladar. A nosotros no se nos dijo en ningún momento ni que hubiese esa limitación ni que no la hubiese. Muchas veces ha habido mucho ruido de las negociaciones de otros lugares que afectaba aquí.

¿Se le llegó a ofrecer ser alcalde?

No se ha llegado a valorar en ningún momento porque nosotros somos lógicos y entendemos que llevar un Ayuntamiento como el de Aranda con solo tres concejales es inviable.

¿Dirigir concejalías de peso como Hacienda, Patrimonio, Contratación o Régimen Interior fue su prioridad desde el principio?

Cuando ya teníamos claro que debíamos entrar en el equipo de Gobierno, nos planteamos dónde podíamos ser más útiles. Y consideramos que si alguien tiene experiencia en un área, tiene que desarrollar labores en ella. Quizá sean más bonitas otras, pero considerábamos que íbamos a ser más útiles en estas áreas que en otras.

Al final han logrado gobernar sin Vox y tener las concejalías con mayor peso, ¿se puede decir que son los vencedores de la negociación?

En estos temas no tiene que haber ni vencedores ni vencidos, sino que planteábamos una negociación porque considerábamos que era lo mejor para Aranda.

¿El pacto de gobierno entre PP y Cs es tan sólido como para poder gobernar con nueve concejales?

Consideramos que  los acuerdos a los que hemos llegado y los acuerdos que tenemos pendientes son de una entidad para Aranda que creemos que van a tener un gran apoyo por parte de toda la corporación. Podemos tener diferencias a la hora de abordarlo, en formas y visiones, pero creo que en los fines últimos no debería haber problemas.