Se amplía la oferta de ciclo formativos en Aranda

I.M.L.
-

El CIFP Santa Catalina incluye Comercio Internacional para el próximo curso, con un total de 30 plazas disponibles

Se amplía la oferta de ciclo formativos en Aranda - Foto: Juan Carlos Ontoria

Las alternativas para conseguir una base formativa en la capital ribereña se amplían el próximo curso con la entrada en el catálogo de Ciclo Superior de Comercio Internacional, que pasa a formar parte de la oferta con la que va a contar el Centro Integral de Formación Profesional (CIFP) Santa Catalina. La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha publicado en el boletín oficial regional la orden por la que autoriza la implantación de este nuevo ciclo, que ya estará a disposición de los interesados en matricularse en el próximo periodo, que comienza dentro de una semana y finaliza el 3 de julio.

La incorporación de este nuevo ciclo a la oferta formativa en Aranda de Duero responde a la adecuación de las enseñanzas que se imparten con el tejido económico del entorno. «Desde la Consejería de Educación han visto que, por el tejido que tiene Aranda, podría ser el más idóneo, teniendo en cuenta el tejido industrial, las empresas grandes y las pequeñas, incluso las bodegas, que están empezando a buscar mercados más allá de nuestras fronteras», apunta Joaquín Cubillo, director del CIFP Santa Catalina. De hecho, este nuevo ciclo viene a sustituir al de Asistencia a la Dirección, que también es de Grado Superior, por lo que este próximo curso se dejará de impartir el primer curso de este grado y se sustituirá por el de Comercio Internacional. 

Cubillo especifica que este nuevo Ciclo Superior consta de dos cursos, con un total de 2.000 horas lectivas, que se dividen entre teóricas y prácticas el primero año, mientras que en el segundo se reserva el último trimestre del curso para cumplimentar el módulo denominado Formación en Centros de Trabajo, que consta de 380 horas, y que consiste en realizar prácticas reales en empresas. El Ciclo de Comercio Internacional contará con un máximo de 30 plazas autorizadas y las instalaciones del centro están preparadas para este cambio lectivo, aunque se tendrá que incorporar al claustro de profesores docentes específicos para algunas de las materias, aunque otros podrán hacerse cargo de diversas materias que son compartidas o similares a las que se imparten en otros ciclos de la familia profesional de Administración y Gestión.

Lo que todavía no se podrá cursar en este nuevo ciclo será la Formación Dual, porque para ello hace falta empresas que colaboren en este programa. Hasta el momento, el CIFP Santa Catalina cuenta con acuerdos con dos empresas, Michelin y Sothis, donde alumnos de Mantenimiento Industrial e Informática, respectivamente, acuden a participar en este programa de formación directa en el ámbito de la empresa. «Si encontramos empresas que quieran sumar a la Formación Dual para este ciclo de Comercio Internacional, sería una muy buena noticia, tanto para los alumnos como para las propias empresas que se sumen a esta iniciativa», comentaba el director del centro.
La oferta de Formación Profesional Básica en la comarca para el próximo curso también va a sumar novedades, en este caso en dos de los centros concertados que ofertan estas enseñanzas en la capital ribereña, tras conseguir luz verde a su implantación por parte de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León. 

Las instalaciones del Centro Tomás Pascual acogerán el ciclo de Panadería y Pastelería que impartirá San Gabriel Ciudad de la Educación. Este ciclo contará con 15 plazas y está destinado a alumnado de 15 a 17 años que no haya terminado la ESO pero que quiera obtener una formación que le permita incorporarse al mercado de trabajo. Una oferta formativa que sustituye al ciclo de Industrias Alimentarias, que seguirá impartiéndose para aquellos ya lo comenzaron en el curso actual.

El otro ciclo que se estrena en el curso 2019-2020 es el de Servicios Comerciales, que se impartirá en el colegio Icede, siendo también de FP Básica, constando de dos cursos, con un enfoque meramente práctico el segundo, y un cupo oficial de 20 plazas máximo. De esta forma, el centro arandino completa su oferta de FP Básica, cuya cartera de ciclos hasta ahora estaba conformada por los de Administración y Restauración, que ya se estaban impartiendo con éxito.