scorecardresearch

La barra alivia a la hostelería

L.M.
-

El regreso del consumo en los mostradores desde ayer mejora la delicada situación de los bares, que ya se llenaron de clientes. Pese a la novedad, las terrazas siguen tirando mucho de los usuarios

La barra alivia a la hostelería - Foto: Alberto Rodrigo

Casi dos meses después de que la Junta decidiera prohibir una vez más el consumo en barra, los bares burgaleses pudieron ayer retirar los carteles de prohibido y recibir de nuevo a los clientes. A finales de julio, visto el incremento de casos de covid-19 que soportaba la región, la administración abogó por eliminar este tipo de consumo tan típico en nuestro país.

«La inmensa mayoría de nuestros clientes es de barra. Es un verdadero alivio que puedan volver a ella», apuntaban desde La Perla Arandina, un pequeño establecimiento en la calle San Lorenzo donde esta representa buena parte de su aforo. Igual o más importante que en este local es la barra en Casa Pancho, unos metros más allá. Sus vitrinas, despejadas de personas durante los últimos dos meses dadas las restricciones de sentarse junto al mostrador, apenas se dejaban ver ayer entre los clientes. «Se trabaja mucho mejor y viene mucha más gente que sin barra», indicaba José Pérez. Durante el periodo que no han podido funcionar con esta su facturación, calculaba, se ha reducido cerca del 20%, un porcentaje que ahora prevén puedan volver a ingresar.

(Más información en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)