Raquel González: "Toca hablar de proyectos y no de personas"

Adrián del Campo
-

La alcaldesa de Aranda no valora la condición de Ciudadanos que podría impedirle repetir en el cargo. Cs guarda silencio y Vox les pide sentarse a hablar

Raquel González muestra las inversiones hechas durante su mandato en un acto de campaña electoral. - Foto: A. del Campo

La alcaldesa en funciones de Aranda, Raquel González, afirma que es momento para «trabajar e impulsar proyectos y no para hablar de personas». Se refiere a la condición de Ciudadanos para pactar acuerdos de gobierno por la que no respaldarían a candidatos que lleven ocho o más años como alcaldes. De esta forma, si el partido naranja se mantiene firme en sus requisitos y los hace cumplir en la villa, a través de directrices autonómicas o nacionales, la actual regidora arandina tendría que dar un paso atrás. Debería bajarse de la carrera por dirigir el Ayuntamiento tras acumular dos mandatos seguidos.

A falta de una confirmación que diga qué pactos hay, Raquel González parece preferir no profundizar en una decisión que podría condicionar su futuro inmediato. «En este momento no quiero generar ningún tipo de confusión, los ciudadanos lo que se merecen son políticos que  demuestren capacidad de impulsar proyectos y hablar de puestos y personalizar creo que no corresponde ahora», declaraba ayer la alcaldesa en funciones de Aranda.

Mientras Ciudadanos y PP negocian su posible acuerdo para dirigir la Junta y que, según apunta todo, repercutirá en otras administraciones de la Comunidad; en la capital de la Ribera la política no se ha parado. Los populares arandinos reconocen que han mantenido las mismas reuniones con Ciudadanos y con Vox, por lo que han mantenido varias conversaciones con ambos grupos. Los mayores avances se han dado con el partido de extrema derecha. Su líder local, Vicente Holgueras, confirma que ya «existe un principio de acuerdo» tras la reunión del lunes con el PP. Donde se cerraron varias líneas programáticas y solo faltaría que Vox entregue  sus propuestas por escrito a los de Raquel González.

En Vox Aranda aclaran que su intención es «entrar a gobernar» y su acuerdo es «global, de los tres» para formar un tripartito junto a PP y Cs. «Tenemos que contar con que Ciudadanos se pueda sumar a ese acuerdo, nosotros no les ponemos veto, todo lo contrario», insiste Holgueras. Eso sí, a día de hoy esa triple alianza no está ni mucho menos cerrada porque los naranjas todavía no se han reunido ni una vez con Vox en la Ribera.

Para que se forme un Gobierno de derechas en Aranda son necesarios los once votos que suman PP, Cs y Vox, de lo contrario, la lista más votada, la del PSOE, se haría con la Alcaldía en el pleno de investidura de este sábado. En Ciudadanos guardan un silencio absoluto. No desvelan si facilitarán el Ayuntamiento a socialistas ni populares ni si mantendrán la limitación de un máximo de ocho mandatos. Las negociaciones en Madrid, donde los de Rivera han levantado el veto a Vox, y las conversaciones en la Junta, donde PP y Cs se están acercando, hacen prever que en Aranda un pacto entre los tres grupos de derechas está más cerca. La duda sigue siendo quién ocupará la Alcaldía.