Docentes y alcaldes reclaman que la EBAU se quede

A.C.
-

Después de tres días de exámenes en Medina de Pomar, la valoración de todos los implicados es muy positiva y piden que Las Merindades se consolide como sede

Docentes y alcaldes reclaman que la EBAU se quede

GALERÍA

Una EBAU atípica

La pandemia del coronavirus ha traído muchas cosas malas, pero también algunas buenas, como la decisión de la Universidad de Burgos y la Dirección Provincial de Educación de habilitar una cuarta sede de la EBAU, que se ha sumado a las de Burgos, Aranda de Duero y Miranda de Ebro. Por primera vez, Las Merindades han contado con la oportunidad de examinar a sus 73 alumnos de segundo de Bachillerato en Medina de Pomar, lo que les ha ahorrado tres días de viajes o pernoctaciones en Burgos. Con una "valoración cien por cien positiva y todos los agentes implicados muy satisfechos", como ayer señalaba el director del IES Castella Vetula de Medina, Juan Ángel de la Torre, al término de las pruebas, el mensaje unánime de la comunidad educativa y de los alcaldes de la comarca es el de pedir que esta situación se consolide y no se quede en un hecho aislado.

De la Torre defiende que "tenemos capacidad logística y organizativa para celebrar aquí las pruebas de la EBAU y como se ha podido ver se han desarrollado sin ningún problema". El director del centro medinés, del que se examinaron 27 jóvenes, sostiene que este cambio "supone una mejora sustancial y mucho menos estrés para los alumnos de Las Merindades a la hora de enfrentarse a esta prueba, porque realmente cambia mucho tener que pasar tres días en una pensión o en un hotel en Burgos a poder estar en tu casa".

La jefa de estudios del IES Merindades de Castilla, Carmen Saiz, abunda en los argumentos de su colega y añade otros. "Es muchísimo más cómodo y más barato para las familias que se ahorran el pagar un alojamiento en Burgos". Saiz considera incluso que examinándose ‘en casa’, los alumnos de la comarca "están más tranquilos y relajados y tienen más oportunidades de hacer bien las pruebas".

Si bien es cierto que todos, salvo los de Medina de Pomar, han tenido que realizar algún desplazamiento, las distancias se han acortado exponencialmente, sobre todo, para los 13 alumnos del Doctor Sancho de Matienzo, dado que Villasana de Mena dista 110 kilómetros de Burgos. La directora del centro, María José Rodríguez, recuerda que ya en abril planteó a la Dire-cción Provincial de Educación las dificultades que podían tener los alumnos para encontrar alojamiento en medio de la pandemia. Las incertidumbres eran entonces muchas y de su debate nació la iniciativa examinar en la comarca.

Rodríguez admite que "desde la Dirección Provincial de Educación ha habido un apoyo absoluto para este año y a que si sale bien para que se repita". No obstante, la dirección de los tres institutos implicados quiere insistir en el mensaje que también apoyan y comparten los alcaldes de Medina de Pomar, Villarcayo y el Valle de Mena. Isaac Angulo, regidor medinés, cree que consolidar la comarca como sede de la EBAU "es pensar en el medio rural". "Todo son comodidades y por ello propondremos que para el próximo curso se vuelva a celebrar aquí". "Debe de ser un servicio más que se sume, que bastantes nos quitan", concluye Angulo. Su homólogo en Villarcayo, Adrián Serna, se muestra en la misma línea y otorgará su "total apoyo a la petición de que la EBAU se siga celebrando aquí, dado que ya se ha visto que se puede desarrollar con normalidad y las áreas periféricas necesitamos sumar estos servicios por el bien de nuestros jóvenes".