Enoduero cree estar ante "la cosecha de la decada" en Ribera

DB
-

Desde la asociación de enólogos aconsejan a las bodegas que defiendan la frescura natural para poder disfrutar con el tiempo de estos vinos

Enoduero cree estar ante "la cosecha de la decada" en Ribera

«Posiblemente sea la cosecha más importante de la década en cuanto a calidad».Con esta rotundidad se expresa el secretario de la asociación enológica de la Ribera del Duero, Enoduero, Miguel Ángel Ortega Ojosnegros, asegura entusiasmado ante unos vinos con mucho color, muy concentrados que permitirá trabajar largas crianzas.
Desde la asociación aconsejan a las bodegas que defiendan la frescura natural para poder disfrutar con el tiempo de estos vinos. Aunque con 96 millones de kilos de uvas, están lejos de los 133 millones con los que la Ribera batió records en 2016; confía en acabar de recuperar la cuota de mercado perdida en 2017 por culpa de las heladas.

A nivel técnico, Enoduero insiste en la importancia de seguir apostando por la calidad como único camino posible. “Tenemos que seguir diferenciándonos de las diferentes zonas vitivinícolas con lo mejor que tenemos, el terroir. Es nuestra identidad”, señala al recordar que con mucho esfuerzo la Denominación de Origen se ha posicionado en “la élite del mundo del vino”, añaden en un comunicado de prensa.
Los enólogos de la Ribera celebran además la apertura a los blancos, en concreto a la variedad Albillo. «Es otro reto», subraya convencido de que aunque la Ribera del Duero no es una zona de blancos «ni lo quiere ser», esta variedad autóctona a servirá para diversificar.

Ortega Ojosnegros dio estas declaraciones en la última cata formativa que ha organizado la asociación Enoduero; una cata de mieles en la que Santiago Escribano (asesor de Las Obreras de Aliste) y Rigoberto Carceller (sumiller de El Patio de Indiano) demostraron que la miel tiene mucho que ver con el mundo del vino.

Enoduero cree estar ante Enoduero cree estar ante "la cosecha de la decada" en Ribera

Si bien España está haciendo un esfuerzo por mejorar la calidad de sus mieles, la entrada de productos de fuera “engañan al consumidor” y dificultan el acceso a este delicado producto. “Lo mejor es guiarse por un apicultor de confianza”, aconsejan.