El salario medio regional crece 10 veces menos que en España

SPC
-

La retribución bruta en la Comunidad se situó en 2018 en los 1.843,85 euros, lo que supone un aumento del 0,3 por ciento, cuando en España repuntó un 2,9, hasta los 1.944,42 euros

Una trabajadora de un supermercado de la Comunidad. - Foto: Patricia González

El salario medio bruto al año repuntó en Castilla y León un 0,3 por ciento durante el pasado año, quedándose en los 1.843,85 euros al mes. Un repunte diez veces inferior al registrado en el conjunto del país, donde se elevaron un 2,9 por ciento hasta los 1.944,42 euros brutos, casi cien euros más que la media de Castilla y León. Una realidad que se extrae del estudio publicado ayer por elINE sobre el decil de salarios del empleo principal de la Encuesta de Población Activa (EPA). En el se revela que, además, las retribuciones por jornadas a tiempo completo se situaron en la Comunidad en los 2.045,79 euros de media brutos mensuales, lo que representan un descenso del 0,5 por ciento, cuando en el conjunto de las autonomías se elevaron un 2,6 por ciento, hasta los 2.177,14 euros.
En cuanto a los salarios a tiempo parcial, alcanzaron los 739,02 euros de media en la Comunidad en el año de estudio, con un crecimiento del 6,9 por ciento, cuando en España subieron un dos por ciento, hasta los 746,11 euros.
De esta forma, casi uno de cada tres asalariados (el 28,7 por ciento) que trabajaron en Castilla y León en 2018 percibió un sueldo inferior a 1.260,9 euros brutos al mes. El informe, recogido por Ical, indica que el año pasado trabajaban en la Comunidad 800.100 asalariados, de los que 676.500 lo hacían a jornada completa y 123.600 a tiempo parcial.
El salario medio regional crece 10 veces menos que la media El salario medio regional crece 10 veces menos que la media El estudio de los deciles salariales revela que el 9,5 por ciento de los salariados de la Comunidad (75.600) percibió el año pasado menos de 748,7 euros al mes; un 8,8 por ciento (70.100), entre esa cantidad y menos de 1.046,9 euros; y un 10,4 por ciento (83.300), entre 1.046,9 y menos de 1.260,9 euros, los tres tramos inferiores.
El tramo más bajo retrocedió respecto a 2017, cuando asumía al 10,4 por ciento de los asalariados; al igual que el segundo, que supuso el año anterior al actual el 8,5 por ciento. Sin embargo, el tercer tramo creció en peso, desde el 9,8 por ciento de 2017. En lo alto de la tabla, sólo un siete por ciento (56.000) de los asalariados percibió el año pasado 3.441,9 euros o más, un porcentaje que retrocedió 1,2 puntos respecto a 2017, cuando este decil asumía al 8,2 por ciento de los trabajadores.
El documento publicado por el Instituto Nacional de Estadística precisa también que en el decil cuarto, con salarios entre 1.260,9 y 1.453,6 euros, se contabilizaron 93.000 trabajadores en 2018, el 11,6 por ciento del total, cuando en 2017 representaron un 10,3 por ciento.
En cuanto a los trabajadores con percepciones entre 1.453,6 y 1.642,3 euros, fueron el 11,1 por ciento (88.700), frente al 11,5 por ciento que representaron un año antes. El tramo siguiente, con entre 1.871,3 y 2.187,2 euros, incluyó al 10,7 por ciento de los asalariados (85.600), por debajo del 11,2 por ciento del año anterior.
Autonomías

La estructura productiva existente en las comunidades autónomas tiene una gran influencia sobre su nivel salarial, destacaron desde el INE. De esta forma, las que tuvieron una mayor concentración de salarios altos fueron País Vasco (43,7 por ciento de asalariados con salarios por encima de 2.187,2 euros mensuales); Navarra (39,9 por ciento) y Madrid (39,1 por ciento).
En el lado opuesto, las comunidades con mayor porcentaje de asalariados concentrados en deciles bajos (sueldos por debajo de 1.260,9 euros) fueron Extremadura (40,5 por ciento); Andalucía (38 por ciento) y Canarias (36,1 por ciento).




Las más vistas