Mahou San Miguel cierra el año 2020 sin pérdidas

DB
-

La cervecera obtuvo 2,3 millones de beneficio pese a que sus ventas cayeron un 8,2% en tasa interanual. Acabó el ejercicio con 3.887 profesionales, un 10,1% más

Mahou San Miguel cierra el año 2020 sin pérdidas pese al hundimiento del canal de la hostelería. - Foto: Valdivielso

Mahou San Miguel logró cerrar 2020 sin pérdidas, obteniendo un beneficio neto de 2,3 millones de euros, lo que supone una caída del 98% respecto al ejercicio anterior. Este resultado, muy alejado de los registrados en años previos, ha sido consecuencia del impacto de la situación sanitaria provocada por la pandemia y las medidas implantadas para contribuir a paliarla, como los cierres y las restricciones en los establecimientos hosteleros, según informó ayer la empresa cervecera a través de un comunicado.

Asimismo, el pasado ejercicio, realizó un «importante esfuerzo» inversor para apoyar a la hostelería. En concreto, las ayudas brindadas por Mahou San Miguel al sector hostelero ascendieron a más de 200 millones de euros en 2020, incluyendo medidas para reactivar sus negocios, como la entrega extraordinaria de producto, la ampliación de sus terrazas, materiales de apoyo, decoraciones e iniciativas para atraer tráfico, así como la ampliación de las ayudas y préstamos para facilitar su funcionamiento en una situación de gran dificultad financiera debido a las restricciones a su actividad por la pandemia.

En 2020, la cifra de negocio de la compañía cayó un 10,5% hasta los 1.252,8 millones de euros, mientras que su EBITDA se redujo casi a la mitad respecto al ejercicio anterior, situándose en los 166,3 millones de euros. Por otro lado, sus ventas globales disminuyeron un 8,2% hasta los 17,7 millones de hectolitros, de los que hasta 13,5 correspondieron a la cerveza y 4,2 al agua mineral, tanto de sabores como funcionales. Un retroceso mucho más acusado sufrió dentro del canal de hostelería, donde en el conjunto del año cayeron un 36,4% frente a 2019, lo que en ningún caso compensó el buen desempeño en el canal de alimentación, con un alza del 10%.

«Gracias a nuestra solidez y prudencia financiera hemos logrado cerrar 2020 por encima de las previsiones que realizamos con la llegada de la pandemia, manteniendo intacto nuestro compromiso con nuestros profesionales, clientes y distribuidores y con la sostenibilidad futura de nuestro negocio», afirma el director general de Mahou San Miguel, Alberto Rodríguez-Toquero.

La compañía cerró el año con 3.887 profesionales, un 10,1% más que en 2019, repartidos en sus centros de producción, manantiales y plantas de envasado de agua, su sede corporativa, sus delegaciones comerciales ubicadas en once comunidades autónomas del país y sus oficinas internacionales. Invirtió más de 1,27 millones de euros en la formación de su equipo, especialmente en digitalización.