La Iglesia Evangélica triplica sus templos por la población foránea

G.G.U. / Burgos
-

Antes del boom de la inmigración había 10 lugares de culto vinculados a esta confesión en Burgos y ahora son 35. A cada uno acuden feligreses de una misma nacionalidad

José Luis Lastra explicó que el sábado 16 habrá un encuentro de 15 nacionalidades en Jesuitas. - Foto: Jesús J. Matías

La Iglesia Evangélica es la que más ha crecido con el incremento de la población de origen extranjero en la provincia. De hecho, el coordinador diocesano de la Pastoral con Inmigrantes, José Luis Lastra, explicó ayer que antes del boom de la inmigración había en la provincia diez lugares de culto vinculados a este credo y ahora son 35, casi todos divididos por nacionalidades. Lastra aprovechó que el domingo se celebra la Jornada del Migrante y del Refugiado en todo el mundo para presentar el programa de actos y para aportar datos acerca de la multiconfesionalidad de la sociedad burgalesa.
En este sentido, explicó que en la capital hay cuatro mezquitas en activo -la última abierta hace menos de un mes- y otras tres en la provincia: una en Miranda, otra en Briviesca y la tercera en Aranda. En cuanto a la Iglesia Ortodoxa, hay templo permanente de la rama rumana en Burgos y en Aranda, mientras que de la búlgara y de la georgiana hay sacerdotes que ofician periódicamente, pero no sede como tal.
En cuanto a la situación de la población extranjera, Lastra señaló que hay 27.000 empadronados, una cifra que «está estancada desde hace un par de años». Sobre todo, en el norte y centro de la provincia, porque en el entorno de la Ribera sí que hay variación al alza.  Y a estos hay que añadir otros 7.000 u 8.000 personas inmigradas hace años y que ya tienen nacionalidad española. «Casi siempre latinoamericanos o procedentes de Marruecos», explicó el coordinador de la pastoral que trabaja con la población migrante.

Programa

En lo relativo a la jornada del domingo, Lastra recalcó que se ha escogido el lema de Hospitalidad y Dignidad porque «la suma de ambas es igual a migrantes con derechos». Como novedad en el programa, destaca un encuentro en el que representantes de 15 países expondrán sus distintas realidades. Será el sábado por la tarde en el polideportivo de Jesuitas.
Este jueves se organizará una vigilia en la parroquia de San Pablo y el próximo martes habrá un encuentro diocesano en San Cosme. Completa el programa la proyección de la película La buena mentira, el sábado 23 en el cívico de San Agustín y el 31 en el centro Espíritu Santo.