La oposición pide más datos sobre el impacto en residencias

SPC
-

Los grupos Socialista y Mixto -Podemos- de las Cortes exigen al Ejecutivo regional no caer en la autocomplacencia

La oposición pide más datos sobre el impacto en residencias - Foto: ECOGEO

Los grupos Socialista y Mixto -Podemos- de las Cortes reclamaron hoy una información más detallada y diferenciada sobre el impacto del coronavirus Covid-19 en las residencias de mayores, así como no caer en la autocomplacencia. El vicepresidente, portavoz, y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio, y Acción Exterior, Francisco Igea, recogió el guante, pero advirtió de las dudas legales y de que es el Registro Civil quien tiene más datos sobre los fallecidos.

Igea, que compareció a petición propia ante la Comisión de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior de las Cortes, insistió en que nadie lo va a encontrar en las críticas al Gobierno central. “No estamos en ese momento”, dijo ante las apreciaciones de la portavoz de Cs María Montero, y también sostuvo que su departamento ha cumplido solo con su trabajo. “Era nuestra obligación”, dijo.

En ese sentido, el vicepresidente de la Junta remarcó que el único culpable de lo ocurrido es el virus, ni los recortes del pasado, ni la gestión del Gobierno socialista, y además valoró el tono y la lealtad de los grupos y la oposición en la Comunidad. Francisco Igea rechazó la “autocomplacencia” y reconoció que el exceso de muertos, unos 2.000, son una “auténtica desgracia” y un “drama”.

El consejero responsable de Transparencia indicó que nadie tiene más interés que él en publicar los datos centro por centro, pero indicó que debe ser legalmente posible y apuntó que han pedido autorización al Gobierno, ahora la única autoridad con capacidad de actuar, sin que hayan recibido respuesta. Sin embargo aceptó la posibilidad de distinguir entre residencia de mayores y centro de discapacidad.

Igea destacó la actitud “leal” del portavoz socialista, Luis Tudanca, y prefirió no valorar la última intervención del ‘popular’ Raúl de la Hoz, aunque aseguró que sus palabras “hablan por si solas”. El vicepresidente destacó las gestiones hechas con el Gobierno gracias a su implicación, como la de Pablo Fernández, a quien afeó sus críticas a la parlamentaria de Cs, a la que calificó de “portafolios” y de dedicarse a leer “mal” lo que le escriben.

El vicepresidente garantizó “transparencia” y evaluación de resultados en la política de la Junta, puesto que señaló en 2008 los ciudadanos se hicieron intolerables a la corrupción y ahora, dijo, lo serán con la ineficacia y el despilfarro. Además, reconoció que será necesario un cambio de modelo en las residencias de mayores, para ofrecer una asistencia más individualizada y en los domicilios.

Lealtad aquí y allí

La socialista Alicia Palomo abogó por la “lealtad aquí y allí”, en referencia al Gobierno, por la “gravedad” del momento y advirtió de los efectos de la pandemia si se hubiera aplicado el plan de reorganización de la Atención Primaria. Por ello, no solo pidió tener muchos datos, sino que sean de “calidad” para también poner en marcha medidas con el objetivo de que “nadie se quede atrás”.

Palomo, que envió un mensaje de aliento a los que más sufren la pandemia y reconoció el trabajo de los profesionales sanitarios, advirtió de que la Comunidad puede ganarse la medalla a la transparencia, pero también seguir sufriendo la despoblación, que recordó no ha servido para evitar la propagación del virus.

Así, pidió no caer en la autocomplacencia y propuso que detrás de cada estadística haya lectura constructiva para no repetir errores. En concreto, se refirió a la discrepancia de datos de fallecidos en las residencias de las consejerías de Sanidad y Familia e Igualdad de Oportunidades.

Además, consideró que no tener datos más detallados de las residencias solo aporta “opacidad”, así como de aquellas que han sido intervenidas, para que se sepan la calidad de las mismas, como de las diez investigaciones penales abiertas en la Comunidad. También pidió conocer los medios materiales de que se disponían al inicio de la crisis y los acopios del día a día.

En relación a los equipos de protección, preguntó por los motivos de rescisión de contratos con proveedores, así como la gestión de los vuelos llegados desde China y los materiales comprados, donados y recibidos de la Administración General del Estado. Además, reclamó datos sobre los tests hechos a profesionales sanitarios y sociosanitarios, así como los contratos a sanitarios, salarios y los nombramientos de libre designación.

Buena labor

El portavoz del Grupo Mixto, el ‘morado’ Pablo Fernández, abogó por buscar más lo que une que lo que separa y que el verbo a conjugar sea el de “construir” para buscar el bien común. De esta forma, tendió su mano para seguir colaborando con él y destacó que en materia de transparencia está haciendo una “buena labor”, aunque demandó un refuerzo del servicio del 012.

El procurador de Podemos reclamó que los datos de las residencias de mayores se publiquen por separado de los de centros de personas con discapacidad, para hacer un análisis más riguroso y que los datos se faciliten de forma desagregada, es decir, por cada residencia y centro de discapacidad. Al menos, dijo, demandó que se hagan por municipios, lo que reconoció supondría que se conocieran las cifras de alguna residencia privada.

Fernández pidió también mejorar en dar una mayor publicidad en las medidas del decreto ley de medidas extraordinarias, que añadió son “pírricas” e “insuficientes”, pero que consideró es necesario que “todo el mundo” las conozca. Además, señaló que los ciudadanos en el exterior no tienen a su disposición en la web de la Junta ninguna información para ellos.

El procurador de Podemos reconoció la labor, el esfuerzo y la actitud del vicepresidente durante esta “terrible” crisis, “contando” y “escuchando” a todo el mundo. La persona, apuntó, debe estar “por encima del político” y añadió que él y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, han puesto también a las personas por delante de los números.

Esfuerzo titánico

La portavoz de Cs, María Montero, ensalzó el esfuerzo “titánico” de la Junta y aseguró que la falta de información del Gobierno central genera la percepción de que al Ejecutivo solo le gustan las palabras monosilábicas con los MIR, los test, los ‘bost’ y ahora el bar, por la “ruina” que va a generar a miles de hosteleros con las medidas de la ‘descalada’. También se refirió a la situación de los peluqueros, a los que dijo solo ofrece “tarde y mal” instrucciones. Por ello, apuntó que las administraciones deben ser lo más transparente posible en un momento marcado por el estado de alarma.

Finamente, la ‘popular’ Amparo Vidal destacó la “honestidad” y la “transparencia” con la que desde la Junta se ha hecho frente al virus, que recordó ha exigido compatibilizar la salud y la prestación de la actividad. En definitiva, dijo, es el momento de “actuar”, pero mediante la “rendición de cuentas”. Además, destacó que la información es “transparente” y “veraz” y concluyó que el plan de su departamento ha funcionado.