scorecardresearch

Gámez quiere cubrir las vacantes con agentes en prácticas

F.L.D.
-

La directora de la Guardia Civil descarta una reorganización de los cuarteles de la provincia, como pide la AUGC, y fía la recuperación de efectivos a convocatorias para personal eventual

María Gámez descarta la reorganización de los cuarteles de la provincia, como pide la AUGC. - Foto: Luis López Araico

La solución para la sangría de personal en la Guardia Civil, especialmente en las patrullas de Seguridad Ciudadana, no pasa por la reorganización de cuarteles. Así al menos lo cree la directora general del Instituto Armado, María Gámez, que ayer visitó la provincia para conocer de primera mano el trabajo de los agentes en los diferentes cuarteles y, de paso, anunció una serie de inversiones de mejora de instalaciones en algunos de ellos. La mayoría, enfocadas en la eficiencia energética de los edificios. Aseguró que poco a poco se están cubriendo los efectivos perdidos en la última década con las diferentes convocatorias, la última de 68 personas en prácticas. Esta será, anunció, la línea que seguirán en el futuro inmediato. 

«La medida para lograr la recuperación son más agentes en prácticas, vacante cero (reemplazo de los agentes que anuncian un traslado) y, por supuesto, en cuanto haya otro movimiento iremos ajustando para al menos mantener una cobertura parecida a la del resto de España y las zonas más diseminadas no se resientan», manifestó la directora de la Benemérita. Esta idea echa por tierra la propuesta de la AUGC, que apuesta por una reorganización de los cuarteles (pasar de 29 a 9, pero con más personal). «Nuestra intención no es reducir ni cerrar puestos, salvo en los casos en los que haya dos infraestructuras cercanas y no tenga sentido mantenerlas. Porque este despliegue contribuye a la sensación de seguridad los vecinos», subrayó.

Gámez defendió su estrategia de reposición de efectivos en la provincia al asegurar que con los 68 eventuales que iniciaron sus prácticas el pasado mes de julio se ha «triplicado la asignación anual», conscientes de que Burgos tiene muchos cuarteles repartidos por el territorio. Y añadió al respecto que este personal está haciendo las funciones de seguridad ciudadana «como cualquier otro guardia civil».

Sin embargo, la Asociación Unificada de Guardias Civiles niega que estos agentes hagan labores como el resto de patrullas, pues, recuerdan, están en proceso de formación y siempre deben estar acompañados por otros compañeros, por lo que lo que resuelve bien poco los problemas para dar servicio en algunos turnos. Por otro lado, recuerdan que muchos de ellos se irán en la siguiente convocatoria de traslados.

María Gámez anunció en su visita una inversión de 7 millones de euros en la provincia de Burgos, de los cuales 4,4 irán con cargo a los Fondos Europeos de Recuperación canalizados por el Ministerio de Transición Ecológica, y que se utilizarán para la mejora energética de cinco edificios: la Comandancia de la capital y los cuarteles de Medina de Pomar, Villadiego, Quincoces de Yuso y Treviño.