Todo listo para el 'nuevo' Wizink Center

Agencias
-

Las puertas del recinto madrileño se abrirán de nuevo el 3 de julio tras meses de silencio

Loquillo (d) será el encargado de ‘reinaugurar’ el espacio con un espectáculo solidario. - Foto: Ricardo Rubio Europa Press

Los escenarios de los grandes eventos fueron los primeros en notar las consecuencias del coronavirus con una paralización total y cancelaciones masivas de conciertos. Ahora, tras meses de silencio, el Wizink Center de Madrid intenta retomar poco a poco su actividad.
Loquillo será el encargado de abrir de nuevo las puertas del recinto el próximo 3 de julio «con protocolos de seguridad extraordinarios» que permitirán disfrutar en las próximas semanas de un nutrido número de artistas en directo.
«Hay que volver a la normalidad y eso también es volver a la música para curarnos de la soledad», señaló Manuel Saucedo, consejero delegado de Impulsa Eventos e Instalaciones, gestora del recinto, en el que ha sido el primer acto público celebrado allí desde el concierto de Camela del pasado 7 de marzo, pocos días antes de que se declarara el estado de alarma.
En este nuevo escenario, se ha querido insistir especialmente en la escrupulosidad de las normas de seguridad. «Si hay un espacio para aplicar todos los protocolos es este y vamos a tener la confianza de las autoridades sanitarias», aseguró sobre este recinto de 155.000 metros cúbicos que cuenta ya con sistemas para renovar el aire.
Saucedo, que ha anticipado que próximamente se anunciarán más citas, destacó la «voluntad» de los artistas que desfilarán por allí próximamente, como Loquillo, que ofrecerá un concierto solidario a favor del Banco de Alimentos.
Le seguirán el dúo Adexe y Nau, en una fecha por confirmar, así como DJ Nano, que llevará el 18 de julio al Wizink Center su espectáculo I Love! - La fiesta más bonita del mundo, dedicado a las canciones más hermosas de la Historia.
«Pensaba en qué día volveríamos a bailar. Poco a poco ese momento va llegando, que es lo que queríamos los artistas bajo el formato que fuera», constató el pinchadiscos español ante un formato que incluirá la presencia de público con un aforo reducido (en las primeras fases, 1.700 personas sentadas en pista y en las gradas más bajas del pabellón).
Se combinará con la venta de entradas para disfrutar el evento vía streaming desde casa a través de seis cámaras de televisión que aspiran a mostrar los mejores ángulos y entresijos del espectáculo gracias a la asociación de Wizink Center con Fluge para la parte técnica y de montaje.