Vox sospecha de un acuerdo verbal entre el PSOE y Cs

J.M.
-
Vox sospecha de un acuerdo verbal entre el PSOE y Cs - Foto: Alberto Rodrigo

Su candidato se muestra, no obstante, esperanzado porque asegura que los números han sido claros y, a priori, entiende que el proyecto conservador lo debería liderar el PP. La familia tendrá un papel protagonista en una hipotética negociación

El candidato de Vox a la Alcaldía, Ángel Martín, se mostró esperanzado con un posible gobierno en el Ayuntamiento que permita el objetivo de su formación de «impedir que la izquierda gobierne la ciudad» durante los próximos cuatro años aunque, al mismo  tiempo, expresó su sospecha de que ya desde antes de la cita con las urnas se «haya producido un pacto no escrito, verbal, entre Cs y el PSOE. Veremos si el tiempo me da la razón. Ojalá esté confundido y se decante por un Gobierno que baje impuestos y respete las libertades de los burgaleses. El tiempo dirá».

Martín desmintió la idea de que los ciudadanos hayan expresado en las urnas su deseo de un cambio en el Ayuntamiento liderado por el PSOE. «Si nos fijamos solo en dos partidos podríamos tener esa impresión de que han votado en clave de cambio, pero tenemos que mirar el conjunto de la votación. Los resultados marcan claramente una tendencia y, suponiendo que podamos considerar a Cs del centro-derecha, parece ser que los burgaleses se han decantado por una mayoría de este tipo. Si tenemos una óptica parcial, eso nos puede dar una foto distorsionada. Hay que ver el conjunto».

El ya concejal electo afirmó, en relación con una posible negociación con el PP y Cs, que «nosotros no marcamos nunca líneas rojas, pero vamos a exigir que haya una dinamización de la ciudad, que pensemos en el Burgos de 2020 y 2030, que hablemos de industria y de esa concejalía de la Familia».

El líder de la formación conservadora, que todavía no ha mantenido contactos con otras fuerzas, defendió que en su caso «pondremos sobre la mesa nuestras propuestas y luego, dentro de la negociación, veremos qué podemos pedir y en lo que podemos ceder».

Sobre quién debería liderar ese acuerdo del centro-derecha, afirmó que «en el diálogo se abordará todo, pero los números son muy claros», manifestó en referencia a que el PP ha sido la fuerza más votada. «No vamos a querer darle la vuelta a algo que los ciudadanos han decidido».

Respecto a los resultados del domingo afirmó que «nuestro objetivo principal era entrar en el Ayuntamiento a nivel local y luego hacerlo también en las Cortes». En el caso del Consistorio reconoció que «siempre se aspira a más y nos habría gustado tener un grupo municipal propio» y en las elecciones autonómicas lamentó que finalmente no consiguieran representación.