Reservado un tercio de Ircio, pero solo 12 parcelas vendidas

R.C.G.
-

Están vendidos 156.890 metros cuadrados y hay otros 275.912 comprometidos, aunque aún no se ha formalizado la compra de los mismos

Solo tres empresas han iniciado ya las obras, por lo que el polígono aún luce una imagen desangelada. - Foto: Valdivielso

El futuro industrial de Miranda depende en gran medida del polígono de Ircio. En los últimos años se ha dado un impulso a la venta de parcelas aunque la mayoría de inversiones todavía no son visibles y tardarán un tiempo en generar empleo en la ciudad. Solo tres firmas ya tienen avanzada la construcción de sus naves, otras esperan iniciar las obras en los próximos meses y la gran mayoría son proyectos a medio plazo. 

De los 1,2 millones de suelo industrial con los que aproximadamente cuenta el polígono (su superficie es el doble pero hay que restar los viales y zonas comunes), están ya reservados 432.802 metros cuadrados gracias a la estrategia de captación seguida en los últimos cuatro años. Sin embargo, en todo este tiempo solo una docena de empresas han formalizado la escritura de las parcelas. 

Este jueves lo hizo Remaelectric, dedicada a la fabricación y reparación de bobinas eléctricas, que invertirá más de un millón de euros en la ciudad, porque además del pabellón que levantará en Ircio, ha adquirido una nave en Bayas para abrir otro centro de trabajo. La compañía cuenta también con la licencia ambiental y de obras así que las máquinas comenzarán a trabajar de inmediato. 

Aciturri, Urbico, Termopiedra y PCM son las otras empresas que están ya activas o que al menos afrontan la fase final de su implantación ya que tienen muy avanzadas sus naves. Entre las que han formalizado la compra del terreno pero aún no han dado el siguiente paso, destacan Seur e IPM- Rubi por su capacidad para generar empleo. 

La espera por el gigante logístico se está haciendo eterna ya que los plazos se han dilatado más de lo esperado, aunque desde la administración local se remarca que las obras comenzarán «en cualquier momento» porque hace tiempo que la compañía cuenta con todos los permisos. Por su parte IPM- Rubi, líder en el sector de la automoción, ya anunció en febrero cuando compró el suelo, que el proyecto contemplaba empezar a producir dentro de cuatro años. 

CTC, Rozman, Neelam Aqua, Hidroaraba y Lucano completan la lista de empresas que ya han adquirido los terrenos. Se trata de operaciones más pequeñas ya que ninguna prevé contar con más de 25 personas en su plantilla, aunque su llegada es crucial para vertebrar el tejido industrial de la ciudad ya que abarcan sectores diversos, desde la logística hasta la agroalimentación o la construcción. 

El objetivo de la oficina de promoción económica apunta ahora a cerrar la venta de los  275.912 metros cuadrados en tramitación, es decir que han formulado la reserva oficial ante la Junta de Castilla pero que no han pasado aún por notaría a escriturar. 

Roberto Martínez de Salinas, director de Miranda Empresas, admite que el foco de la recuperación industrial está puesto en Ircio pero que no hay que olvidar el resto de polígonos «porque en Miranda hay movimiento y llegan muchas inversiones». En los últimos años se han puesto en marcha un centenar de actividades económicas nuevas en Bayas o Las Californias, muchas pequeñas o medianas empresas que ya están operando y que también generan empleo. 

«Los proyectos en Ircio son más lentos porque es mucho más sencillo vender ya una nave construida que levantar una desde cero, y también porque los proyectos que se plantean para este polígono suelen ser más grandes. Ircio nos brinda la posibilidad de atraer inversores que de otra forma sería imposible por falta de espacio, como Seur», afirma.