Acciónenred reivindica una izquierda crítica en la celebración de sus 40 años

G. Arce / Burgos
-
De i. a d., Jon Kepa Iradi y el escritor Eugenio del Río, que ayer habló en el acto de Acciónenred. - Foto: Luis López Araico

Un centenar de integrantes de lo que originariamente fue el Movimiento Comunista se reunieron ayer en Burgos

En el año 1974 nacieron como Movimiento Comunista, luego tomaron la denominación de Liberación y ahora se les conoce como Acciónenred, una ONG de acción social. Han pasado 40 años y la condición de movimiento de izquierda crítica se mantiene con el paso del tiempo y el cambio de nombres, aunque también ha existido evolución ideológica y cambios en el planteamiento de las actividades que desarrollan.
«No somos una ONG especializada y tocamos todos los temas», recuerda uno de sus principales impulsores en Burgos, Jon Kepa Iradi, que ha liderado en todo estos años iniciativas en el ámbito sindical, ecologista, pacifista, en la igualdad entre hombres y mujeres, contra la violencia de género o, más recientemente, en la educación de los jóvenes, entre otros.
Estos 40 años de actividad fueron repasados durante el acto-mitin-encuentro de hermandad que se desarrolló en la tarde de ayer en el salón de Caja de Burgos de la avenida de Cantabria y que concluyó con una cena en la que participaron cerca de un centenar de comensales vinculados a Acciónenred.
En las conversaciones y en un vídeo que se exhibió durante el acto, se recordaron los difíciles momentos vividos por muchos de los participantes durante el intento de golpe de Estado del 23-F. «Aparecimos en las listas y muchos tuvimos que irnos ese día fuera de casa por precaución y porque éramos conscientes de que podía volver a desencadenarse un golpe de Estado», recuerda Jon Kepa.
Otro episodio trágico, quizá el peor, ocurrió cuando un grupo fascista -así se reivindicó- quemó la sede social del Movimiento Comunista en Valladolid, lo que costó la vida a unos vecinos ancianos que vivían en la plata superior del inmueble atacado.
Kepa también rememoró la huelga que protagonizaron en Confecciones Ory, «una de las más largas y combativas vividas en Burgos en defensa de los derechos de las mujeres que allí trabajaban». A raíz de esta movilización, algo corriente hoy en día, hubo encarcelamientos «y fuimos al penal a visitar a nuestros compañeros, que nos saludaban desde las ventanas agitando sus camisetas». «Son cosas que hoy en día serían impensables», reflexiona el representante del colectivo Acciónenred, que actualmente cuenta con 56 miembros en la provincia.

Crisis democrática

El acto de ayer también contó con la presencia del escritor Eugenio del Río Gabarain, integrante de la Federación de Asociaciones Acciónenred y autor de una docena de títulos, quien habló sobre ‘La deslegitimación del mundo político actual’, una reflexión crítica sobre las causas de la crisis democrática que vive nuestro país y las medidas para regenerar la política.
De cara al futuro de Acciónenred, Jon Kepa explicó que están incidiendo en el trabajo educativo-social con los más jóvenes y continúan con su colaboración con otros grupos como Amnistía Internacional, entre otros.
«Seguimos persiguiendo, cómo no, la profundización de la democracia y estamos en contra de los recortes que sufrimos en el estado del bienestar».