Comienza el proceso de admisión escolar

B.G.R.
-

Son las correspondientes a centros de la capital, con el Fernando de Rojas a la cabeza al ofertar 115 puestos para primero de Infantil,seguido del Blanca de Castilla, Maristas y Santa María la Nueva y Jesuitas

La Consejería de Educación no comparte un sistema mixto de enseñanza online y presencial para el próximo curso. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La declaración del estado de alarma impidió el inicio del proceso de admisión de alumnos para el próximo curso en Castilla y León, previsto inicialmente del 20 de marzo al 2 de abril. El próximo lunes, 18 de mayo, comenzará ya el procedimiento con un total de 1.843 vacantes para primero de segundo ciclo de Educación Infantil en la capital, curso que es el que marca la tendencia de escolarización al ser el que eligen mayoritariamente las familias para llevar a sus hijos al colegio. Se trata de una cifra muy similar a la de este ejercicio lectivo (solo ocho más), si bien desciende ligeramente en segundo y en tercero de ese mismo nivel al registrarse una veintena menos.
Los centros con mayor disponibilidad de plazas son el Fernando de Rojas (115), seguido de los concertados Blanca de Castilla, Jesuitas, Maristas y Santa María la Nueva y San José Artesano, con 75 cada uno. Otras 69 se ofertan en el Miguel Delibes, al igual que en el Antonio Machado y el Juan de Vallejo, mientras que la mayoría se sitúa entre las 46 y las 50. Por debajo de estas cifras, se encuentran el Francisco de Vitoria (23), las mismas que el Marceliano Santamaría y Venerables; Campolara, Aurelio Gómez Escolar, María Mediadora, Nuestra Señora de Lourdes, Sagrado Corazón (Hermanas Salesianas) y Virgen de la Rosa, con 25. Finalmente, Jesús Reparador cuenta con 20, Apóstol San Pablo con 19 y siete María Madre, según la información facilitada por la Dirección Provincial de Educación de Burgos.
Para segundo y tercero de Infantil, el número de puestos asciende a 211 en el primer caso y a 160 en el segundo, lo que hace un total de 2.214 en la ciudad. Hace un año se recibieron 1.600 solicitudes de acceso, de las cuales 852 correspondieron a colegios concertados y el resto a públicos. Los más demandados fueron el Ribera del Vena y el Jueces de Castilla, aunque también recibieron más solicitudes que plazas ofertadas el Niño Jesús, Juan de Vallejo o Virgen de la Rosa.
En el conjunto de la provincia, las plazas libres para Infantil suman 4.365, teniendo en cuenta que este año se incluyen las escuelas infantiles de la Junta, cuya titularidad ha pasado de la Consejería de Familia a la de Educación. Respecto al resto de enseñanzas en las que se cambia de etapa educativa, los datos del departamento regional contemplan 3.701 para Primaria, 4.074 para Secundaria y 1.898 para Bachillerato, de un volumen de más de 120.000 en Castilla y León.
El proceso de admisión se realizará de forma no presencial y estará abierto hasta el 26 de mayo, pudiéndose acceder al mismo desde la sede electrónica de la Junta (www.tramitacastillayleon.jcyl.es) y  el portal de Educación (www.educacyl.es). Los plazos de matrícula se concretarán «más adelante», según avanzó ayer la consejera de Educación, Rocío Lucas, quien hizo un llamamiento a la tranquilidad de las familias al asegurar que el sistema para realizar esta tramitación resulta «sencillo y está al alcance de todos». Además, precisó que para cualquier duda se ha habilitado un teléfono de información (983 70 95 06) que estará disponible en horario de 9 a 19 horas de lunes a viernes. En el caso de primer ciclo de Infantil, el plazo comienza este jueves y acaba el próximo miércoles 20. De igual modo, precisó que solo se permitirá presentar la solicitud de manera presencial en «casos extremos», teniendo que aportarse en este caso un declaración responsable que certifique dicha situación. 

Habilitar espacios. Respecto a otras cuestiones de actualidad que tienen que ver con el último trimestre de este curso y el inicio del siguiente, la consejera llamó en varias ocasiones a la «prudencia», descartando realizar anuncios referidos a una posible vuelta a las aulas antes de que acabe el calendario escolar para «no tener que dar marcha atrás» porque todo dependerá de los criterios sanitarios y la fase de desescalada en la que se halle la región. En cuanto a lo que ocurrirá en septiembre y ese posible límite de 15 alumnos al que se refirió la ministra de Educación, Isabel Celaá, insistió en que se trata de un planteamiento que «no se nos ha confirmado» y que las ratios en la comunidad son «dispersas», ya que «hay centros que podrían acudir todos los alumnos manteniendo la distancia de seguridad y otros en los que habría que habilitar espacios comunes». 
Lo que sí que expuso es que no comparte ese doble sistema de enseñanza online y presencial al considerarlo «muy complejo» y que así se lo ha transmitido al Ministerio, al que también ha reclamado la elaboración de un protocolo de seguida de regreso a las aulas. Aseguró, no obstante, que la Junta de Castilla y León trabaja ya en el próximo curso, si bien insistió en que aún quedan cinco meses por delante para prepararlo y sobre si se retrasará o no su inicio (el año pasado las cases comenzaron el 9 de septiembre), señaló que dependerá de los exámenes que se realicen ese mes y de ese documento solicitado al departamento gubernamental, pero «todavía estamos con el calendario en plazo».