Avalancha de cartas de amor y de adiós a pacientes del HUBU

B.D.
-

Se han convertido en una forma de seguir en contacto con las familias y, en algunos casos, de despedida antes de la muerte

El médico Miguel Ángel Ramón, uno de los impulsores de la iniciativa. - Foto: DB

Para unos son cartas que curan. Para otros una forma de hacer más llevaderos los largos días de hospitalización y de combatir la soledad. Aunque no todos han sido mensajes motivadores y de esperanza. En esta dura lucha contra el virus, para algunas personas han sido las últimas palabras de despedida de sus familiares más cercanos antes de fallecer sin poder abrazar a los suyos. Mensajes de adiós y de amor en este trance maldito.

La iniciativa puesta en marcha por un grupo de profesionales sanitarios del HUBU para hacer más amena la estancia de sus pacientes contagiados por el Covid-19 ha recibido un respaldo enorme por parte de los ciudadanos en forma de misivas llenas de ánimo. Hasta la fecha, el HUBU ha repartido 1.125 cartas de consuelo entre las personas hospitalizadas, con una media de 40 al día. En la mayoría de los casos los remitentes son familiares de los pacientes pero en otros se trata de mensajes anónimos que alivian el sufrimiento. Las misivas (hay textos pero también dibujos realizados por niños y poesías de mayores) han llegado desde todas las provincias de España y de gente de todas las edades.

"Es una forma de aportar un granito de arena y de ayudar a los enfermos en este momento tan duro. Nos queda la satisfacción de saber que algunos pacientes han tenido un momento de despedida, que no han estado solos en el proceso y que han recibido el cariño de sus allegados. Es una situación terrible, muy dura, porque no pueden acercarse a darles el último adiós y no hay otra manera de comunicarse que a través de una carta", explica Miguel Ángel Ramón, residente de Medicina Familiar y Comunitaria y uno de los miembros del equipo que participa en esta bonita iniciativa solidaria.

Para este facultativo, los mensajes son una inyección de moral y de fuerza no solo paras las personas ingresadas sino para todos los profesionales que combaten contra esta pandemia. "Son palabras de ánimo, de agradecimiento, pero también de apoyo y de reconocimiento a nuestra labor", declara, tras precisar que cuando los medicamentos ya no son suficientes, el hecho de estar al lado de los pacientes "aporta un beneficio indescriptible".

Los pacientes que tienen prohibidas las visitas por esta infección reciben con una emoción tremenda las cartas, sin ocultar sus lágrimas ni los gestos de agradecimiento a las enfermeras encargadas de entregárselas. Ellas imprimen las cartas, las meten en sobres y las reparten por las habitaciones. La iniciativa seguirá en marcha y el email al que se pueden enviar los textos es cartashubu@gmail.com.