El Supremo prohíbe a Trump desproteger a miles de 'dreamers'

Agencias
-

El tribunal tilda como «caprichosa» la decisión del presidente de tumbar en 2017 el programa DACA, que evita la deportación de jóvenes indocumentados

El Supremo prohíbe a Trump desproteger a miles de ‘dreamers’ - Foto: Jonathan Ernst

No son buenos tiempos para Donald Trump, quien está siendo cuestionado por su permisividad  ante la violencia racial de la Policía de EEUU y que ayer recibió un inesperado revés, después de que el Tribunal Supremo del país anunciase que mantendrá en pie el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés), que protege de la deportación a unos 650.000 jóvenes indocumentados conocidos como soñadores.
En una sentencia ajustada, por cinco votos a favor y cuatro en contra, el Supremo concluyó que Trump no siguió los mecanismos establecidos en la ley cuando interrumpió en 2017 el programa DACA, creado en 2012 por su predecesor en el cargo, Barack Obama, y que ha permitido trabajar o estudiar a miles de indocumentados que llegaron a EEUU de niños.
«La decisión del DHS (siglas del Departamento de Seguridad Nacional) de acabar con DACA fue arbitraria y caprichosa», señaló el presidente del organismo, John Roberts, de tendencia conservadora, en un argumento al que se sumaron los cuatro jueces progresistas de la corte.
La Corte no entró a valorar la legalidad de DACA, sino que rechazó «el procedimiento» que usó el Gobierno del magnate a la hora de tumbar el programa, y dejó claro que la Casa Blanca puede intentar interrumpirlo de nuevo si quiere, pero es probable que le resulte complicado hacerlo antes de las elecciones de noviembre.
La decisión supone una enorme victoria y un alivio para los cientos de miles de soñadores, que esperaban con nerviosismo un veredicto del que dependen sus proyectos de vida, que han quedado en limbo desde que el dirigente republicano anunció la interrupción del programa hace casi tres años.
Aunque Trump anunció la interrupción del programa en 2017, los fallos de jueces federales le obligaron a seguir renovando los permisos de aquellos jóvenes indocumentados que ya eran beneficiarios en esa fecha, y que bajo la medida, debían actualizar sus documentos cada dos años.
Tras conocer la «horrible» decisión del Supremo, el mandatario pidió votar por él en noviembre en las presidenciales para que pueda nominar a más jueces de ese tribunal que puedan avalar sus medidas.
«Estas decisiones horribles y políticamente cargadas que salen del Tribunal Supremo son como ráfagas de escopeta en la cara de la gente que se enorgullece de llamarse republicanos o conservadores», señaló. «Necesitamos más jueces del Supremo o perderemos nuestra Segunda Enmienda (que garantiza el derecho a portar armas) y todo lo demás. ¡Voten por Trump en 2020!», añadió el mandatario.