scorecardresearch

El 15% de edificios de 1965 a 1969 no supera la inspección

C.M.
-

Un total de 550 inmuebles tenían que pasar este trámite en 2020 pero el plazo se ha alargado hasta abril. Solo lo han hecho 183, un 33%, por lo que el área de Licencias recuerda que solo queda un mes

Algunas ITC acaban en expedientes de ruinas, mientras que en otros casos solo hay que subsanar algunos defectos. - Foto: Luis López Araico

La inspección técnica de construcciones o edificaciones (ITC o ITE) se ha revelado como un buen instrumento para cumplir dos objetivos fundamentales: concienciar a los propietarios de los inmuebles de la necesidad de conservar los edificios y mejorar el paisaje urbano e impulsar la reactivación del sector de la construcción y las reformas.  

Durante el año pasado un total de 550 edificios construidos entre 1965 hasta 1969 estaban obligados a pasar por este examen. Hasta ahora solo la han presentado 183, de los que 156 han resultado favorables y 27 desfavorables, lo que supone que el 15% no logra aprobar este trámite de obligado cumplimiento. 

Cabe recordar que la pandemia ralentizó la presentación de ITC debido a la paralización de la actividad por el estado de alarma y por el miedo de los residentes a dejar entrar en sus domicilios a los técnicos que realizan las inspecciones (arquitectos y aparejadores) que luego entregan el documento en el área de Licencias para su supervisión.

El Ayuntamiento decidió ampliar en 4 meses el plazo de presentación y aún así el ritmo es lento, dado que solo se ha tramitado el 33,27% del padrón. Por ello, el concejal de Licencias, Julio Rodríguez-Vigil, hizo un llamamiento a los administradores de fincas y a las comunidades de propietarios para que realicen este trámite antes del 30 de abril. «Por favor, que presenten la ITC. No queremos que haya más accidentes como el que sucedió en la calle María Amigo (se derrumbó parte de un tejado de la zona de garajes)», apuntó, al tiempo que recordó que no pasarla en plazo lleva aparejado sanciones.

Los edificios afectados se encuentran en las calles San Pedro y San Felices, Alfareros, Ángel García Bedoya, avenida del Arlanzón, Santa Dorotea, Santa Casilda, Caja de Ahorros Municipal, Conde Guadalhorce, Costa Rica, Derechos Humanos, San Pedro de Cardeña o la avenida del Cid. En un año normal  las comunidades o propietarios suelen esperar al último mes del año para cumplir con este trámite.

En el caso de que una ITC sea presentada con carácter favorable, el informe no va más allá de dejar constancia de que el inmueble se encuentra en buen estado y hay un documento que deja constancia de ello. Eso sí, pueden incluirse algunas deficiencias de carácter leve que deben ser subsanadas.

Cuando las deficiencias en el edificio son importantes, la ITE se declara como desfavorable y el Ayuntamiento requiere a la propiedad para que acomete los arreglos en un plazo determinado. En caso contrario amenaza con sanciones e incluso advierte de que podría ejecutar las obras de manera subsidiaria y luego pasar la factura.

En ocasiones, las pretensiones del Ayuntamiento chocan con propietarios que no atienden a estas exigencias e incluso se dan casos de que hay quién busca la declaración de ruina del edificio. Situaciones que provocan que el problema se enquiste en el tiempo y termine en la vía judicial. 

Padrón de 2021. Este año deberán pasar la ITC 469 edificios de los años 1970 a 1973 y en los tres primeros meses del año solo se han presentado 4, todas favorables. Deben completar este trámite antes del 31 de diciembre aunque Licencias no descarta ampliar el plazo si fuera necesario. «Veremos cómo evoluciona la pandemia y según se acerque el final de año decidiremos».  

La implantación de la inspección es relativamente reciente ya que los primeros edificios que se vieron obligados a pasarla tuvieron que presentarla en el año 2013.