scorecardresearch

Lucas presentará alegaciones al currículo de Bachillerato

SPC
-

La consejera de Educación asegura que no es tolerable que el Ministerio presente los cambios sin contar con el consenso de las comunidades autónomas

El rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo acompañado de la consejera de Educación, Rocío Lucas inaugura el Edificio I+D+i del Campus de Soria. - Foto: Concha Ortega (Ical)

La consejera de Educación, Rocío Lucas, reiteró hoy que el departamento que dirige presentará alegaciones al currículo de Bachillerato presentado por el Ministerio de Educación para no devaluar el conocimiento y exigir unos conocimientos acordes con lo que demanda el futuro de una sociedad competitiva.

Asimismo, instó al Gobierno a respetar la labor de los profesionales docentes, ya que "no es bueno ni para el sistema ni tampoco para ellos que los alumnos pasen de curso sin unos conocimientos mínimos".

Lucas consideró que a actuación del Ministerio de Educación con respecto a cómo abordar los cambios en el sistema educativo es "irrespetuosa" con las comunidades autónomas, ya que fue ayer cuando los titulares del área se enteraron por los medios de comunicación de los cambios propuestos en el currículo de Bachillerato y hoy han recibido la propuesta, "que debía haber sido consensuada previamente".

Lucas aseguró que los currículos de las distintas áreas de educación son "colaborativos", es decir, que en un 40 por ciento deben contar con las aportaciones de las comunidades autónomas. "Creo que este proceder no es tolerable", consideró.

Respecto al contenido de la propuesta del Ministerio de Educación, matizó que no es partidaria de que se evalúe el sistema educativo, la calidad, los conocimientos o que se exija a los alumnos que compitan. Es por ello, que abogó por una educación que atienda los dictámenes internacionales y plantear unos currículos acordes con las demandas de la sociedad.

Asimismo, afirmó que Castilla y León tiene un modelo educativo propio que le ha permitido contar con una mayor puntuación en los informes Pisa que el resto de España e incluso que muchos países de la OCDE.