Comercio y hostelería plantean sus medidas para reabrir

B.G.R.
-

Las patronales de ambos sectores presentarán el lunes al alcalde una serie de medidas para reanudar su actividad

Comercio y hostelería plantean sus medidas para reabrir - Foto: Luis López Araico

Por ahora todo sigue estando rodeado de dudas e incertidumbre. Los hosteleros y la mayoría de los comerciantes viven inmersos en cómo capear esta crisis para poder volver a levantar sus persianas, teniendo en cuenta que fueron los primeros en bajarlas. Aún no hay fechas ni directrices oficiales sobre la reanudación de sus actividades, pero ha llegado el momento de pensar en cómo hacerlo asegurando siempre las máximas garantías para sus clientes y trabajadores. Para ello, las patronales de ambos sectores se reunirán el lunes con el alcalde, Daniel de la Rosa, al que expondrán una serie de medidas para poder empezar a funcionar y pedirán, eso sí, un margen de tiempo para poder implantarlas.
La Federación de Empresarios de Comercio (FEC) hace referencia a la seguridad como el principal criterio a seguir con el fin de que el consumidor «no vea como un peligro volver a comprar». Su presidenta, Consuelo Fontecha, detalla que entre las opciones que se están barajando se encuentra la realización de adquisiciones conjuntas de material como dispensadores de hidrogeles, guantes o calzas. Además  plantea la instalación de equipos de ozono en algunos establecimientos de alimentación o del equipamiento de la persona para que los clientes, como es en este último caso, «puedan probarse las prendas con la garantía de que están desinfectadas». De igual modo, hace referencia a la colocación de mamparas, algo que ya se está realizando en locales de servicios esenciales, o a la posibilidad de marcar zonas de distancia mínima de seguridad en el interior.
Fontecha subraya que muchas de estas acciones requerirán de una «mínima inversión» para poder adaptarse a la nueva situación, por lo que reclama a las autoridades «tiempo» para poder aplicarlas por si se dan «problemas de disponibilidad» en la adquisición de este material. En este sentido, pone en valor que el comercio se están preparando para esa vuelta, si bien muestra su incertidumbre por cómo serán las directrices que marcará el Estado. «No sabemos si dejará algunas competencias a las autonomías o los ayuntamientos dependiendo de los datos sanitarios», se pregunta, a lo que añade otras cuestiones aún en el aire como si la reapertura será por subsectores o, incluso, por metros disponibles y qué numero de clientes podrán acceder. En cualquier caso, considera que la reunión del lunes «nos hace pensar que después de esta última prórroga del estado de alarma vamos a iniciar la desescalada».
decisiones coherentes. La Federación de Hostelería comparte el criterio de la seguridad, tanto para trabajadores como consumidores, como prioritario, pero rechaza de lleno algunas propuestas como la instalación de mamparas en los locales, ya sea entre comensales o en la barra. Su presidente, Fernando de la Varga, considera que las medidas a tomar deben ser «coherentes» y cree que «no tiene sentido separar a una familia que va a comer a un restaurante estableciendo limitaciones mayores de distancia que en su domicilio», sin que esto signifique -añade- que se puedan marcar unas distancias mínimas de separación de mesas en el comedor. Y a este argumento suma el económico, dado que supondría una inversión «que no se puede asumir en estos momentos».
El representante de la patronal entiende que se reforzarán las medidas sanitarias, disponiendo de geles hidroalcohólicos y fijando mayores protocolos de desinfección en las mesas o dotando al personal de mascarillas, ya que tanto el uso de guantes como de gorro en las cocinas es obligatorio. También propone la posibilidad de implantar una tasa para uso de los baños, «tal y como ocurre en muchas ciudades de Europa, a sabiendas de que cuando se utilicen se ha producido una desinfección previa».

 

Más información en la edición impresa