Calvo apuesta por convertir el Valle en un lugar de homenaje

SPC
-

La vicepresidenta asegura que queda mucho trabajo por hacer y que ahora hay que ayudar a la identificación de los restos

Calvo apuesta por convertir el Valle en un lugar de homenaje - Foto: mir_ical

La vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad en funciones, Carmen Calvo, explicó hoy en Valladolid que la intención del Gobierno es que el Valle de los Caídos se “quede en paz” y se convierta en un homenaje de recuerdo a las víctimas, en especial a las que están allí sin el consentimiento de sus familiares, “sin recuerdo y sin honor”.

Calvo aseguró que hoy es un día “especial” y mandó un mensaje a las familias de las víctimas que no han recibido "respeto y justicia", asegurando que el dictador no "perturbará" más el espacio que representa del Valle de los Caídos. “Queda mucho trabajo por hacer, pero hoy hemos abierto un importante espacio de dignidad”, aseveró.

La vicepresienta, que agradeció el trabajo que han venido realizando las asociaciones de la memoria histórica, explicó que ahora habrá que facilitar a los familiares la identificación de los restos de los represaliados que se encuentran en el Valle de los Caídos y que acabaron allí en contra de su voluntad. “Hay que seguir trabajando, pero lo importante era sacar al dictador de allí, del mismo lugar donde estaban las víctimas”.

Carmen Calvo realizó estas declaraciones antes de participar en un acto político que el PSOE celebró en Valladolid y en el que compartió cartel con el secretario general del PSCyL, Luis Tudanca; el alcalde de Valladolid, Óscar Puente; el número uno de la candidatura socialista al Congreso por la provincia vallisoletana, Javier Izquierdo, y el secretario provincial del PSOE, Manuel Escarda, que también encabeza la lista al Senado.

A su vez, también recordó que los tres poderes del Estado han sido unánimes en la decisión de exhumar los restos del dictador, decisión, que según recordó, nace de una ley, de unos informes de expertos y de las alertas de organizaciones supranacionales como Naciones Unidas o el Parlamento Europeo, “que el pasado mes de mayo ya le indicó a España la situación tan perturbadora que era para una gran democracia del mundo, como España, tener al dictador en un mausoleo de Estado”. En este sentido, argumentó que los restos de Franco en el Valle de los Caídos “empañaban, además del sentimiento de las víctimas, la buena imagen de un gran país como es España”, y la que jornada de hoy transcurrió con la imagen que corresponde a un país serio, con una democracia solvente y a un Gobierno que en este asunto siempre buscó la “austeridad”. “Los restos de Franco ya son de su familia y ya no significan política y socialmente nada”, sentenció.

La vicepresidenta reconoció que siente que “hoy es un día muy especial” y aseguró que ha querido estar en Valladolid por ser una ciudad en la que se ha trabajado “mucho y bien por recuperar la memoria, esa que no nos pueden impedir que tengamos y la única que hace que podamos entrar en los espacios de la justicia, ya que sin justicia no puede haber una sensación plenamente democrática de paz, de perdón y de respeto a todas las víctimas”.

Por ultimo, sobre las exaltaciones que se pudieron escuchar en la jornada de hoy al franquismo, Calvó aseguró que en cualquier democracia siempre hay un cupo, “que por fortuna es minoritario”, que combate la democracia. “España no se salva de esta situación y una parte importante de esta minoría son franquistas”.


Las más vistas