Vecinos de San Esteban urgen un bolardo contra los coches

C.M.
-
Vecinos de San Esteban urgen un bolardo contra los coches

Es una calle peatonal pero por la cercanía al colegio Saldaña hay un gran trasiego de vehículos, que además aparcan en línea amarilla

Los vecinos de los números 1, 3 y 5 de la calle Arco de San Esteban, junto al Centro de Arte de Caja de Burgos (CAB), no pueden más. Llevan tiempo soportando el tránsito de vehículos por ella y que se use de aparcamiento a pesar de ser peatonal y estar restringido el acceso solo para entrar a los garajes.
Esta situación está provocando muchas tensiones a diario, especialmente en los horarios de entrada y salida del colegio Saldaña, dado que las familias acceden con los coches a esta calle para dejar a sus hijos, lo que hace que en determinados momentos los vecinos no puedan ni salir de sus portales ante el riesgo de atropello. También el estacionamiento de los vehículos impide poder entrar a sus garajes en esos momentos.
Han trasladado el problema al Ayuntamiento en numerosas ocasiones, bien a través de escritos en el Registro o de llamadas al 010 pero la Policía Local se persona pero no sanciona a los conductores a pesar de que al inicio de la calle hay una señal que indica que es peatonal. «No nos han contestado nunca a nuestros escritos, no nos hacen ningún caso a pesar de que se está haciendo un uso inadecuado de la peatonalidad de la calle.Vivimos una situación de desamparo», indica una portavoz vecinal.
Los vecinos reclaman la instalación de un bolardo automatizado que regule el acceso a esta calle de los residentes e impida el trasiego de vehículos aunque se temen que no se instale por su elevado coste, 40.000 euros. «Es la única calle del centro histórico que no dispone de un bolardo que restrinja el acceso. Solo pedimos eso, no creemos que sea tan difícil».
Ante la falta de respuesta del Ayuntamiento, los vecinos han prestado una reclamación al Procurador del Común para que inste al Ayuntamiento a buscar una solución a este problema, que va acompañada de las firmas de residentes en estos portales. «Entendiendo que la desatención municipal está ocasionando enfrentamientos entre vecinos y usuarios que no respetan la señalización  y que la falta de control por parte de la Policía Local promueve situaciones de grave riesgo para la integridad de los peatones de la calle solicitamos que se exhorte al Ayuntamiento a que proceda a la instalación de un bolardo automatizado que serviría para solucionar los problemas que se plantean, así como restaurar una situación de igualdad entre todas las calles del  casco viejo que ahora no se cumple por la inacción municipal», se indica en el escrito remitido a todo el Procurador del Común.
El principal problema se plantea los días de diario a la hora de entrada de salida del colegio, ya que aparcan los coches tanto en la zona de la iglesia de San Esteban como junto a la residencia de las religiosas de Saldaña, donde hay un estrechamiento. También se usa como aparcamiento permanente,- hay hasta tres vehículos, a pesar de tener una línea amarilla e impide el acceso a los garajes de los edificios. También les preocupa que en un caso de emergencia impidan la salida de la residencia de las monjas de Saldaña.
Los residentes recuerdan que en todo el centro histórico hay bolardos menos en esta calle. En este sentido, señalan los casos de la plaza Alonso Martínez, San Gil, plaza de la Catedral, Santa Águeda, Pozo Seco, San Juan, plaza del Cid o Espoloncillo.
También alertan sobre el deterioro que está sufriendo el pavimento por el tráfico rodado con innumerables baldosas rotas.