Los impagos regresan a la fábrica mirandesa de Montefibre

Ó.C.
-

Los trabajadores de la planta mirandesa denuncian que la dirección les debe la paga extraordinaria de julio y la nómina de agosto. Además critican la falta de materiales para hacer el mantenimiento

La imagen de la entrada de la factoría muestra su mal estado de conservación. - Foto: Ó.C.

La plantilla de Montefibre vuelve a sufrir impagos. Las malas noticias regresan a la factoría después del ERE de extinción, firmado en mayo, con el que la empresa despidió a 44 empleados con la intención de apuntalar la viabilidad de la compañía, que busca la reconversión hacia la fibra de carbono. Este cambio representa el clavo ardiendo al que se agarra la empresa, aunque los trabajadores cada vez dudan más de las posibilidades reales de que el plan se convierta en realidad. Sobre todo, desconfían porque no les han abonado la paga extraordinaria de julio y la nómina de agosto.

Con la firma del ERE, los responsables de la factoría de la carretera de Logroño saldaron las deudas con la plantilla, que puso esta línea roja en la negociación para firmar el documento. La dirección apuntó en aquel momento que «había dinero de sobra para continuar», recuerdan fuentes del comité de empresa, aunque la normalidad en los pagos solo duró un par de meses.  Al margen de este incumplimiento, estas mismas fuentes critican la actitud que demuestra una vez más la dirección, que no se presentó a una reunión el 3 de septiembre «dando una mala excusa», y que tampoco contesta a los requerimientos de los trabajadores.

(Más información en la edición impresa de Diario de Burgos de este miércoles o aquí)