España tendrá que pelear por el pase a cuartos

EFE
-

Los chicos de David Martín quedan segundos del grupo C tras la derrota ante Hungría por 13-11

Foto de archivo - Foto: Twitter @SpainWP

La selección española de waterpolo cayó hoy ante la de Hungría por 13 a 11 en un igualado encuentro del Mundial de Gwangju (Corea del Sur), y tendrá que pelear por obtener el pase a cuartos de final del torneo.
España cayó en el primer cuarto por cuatro goles a dos, mientras que logró imponerse en el segundo por cinco a cuatro. Esta igualdad se rompió en el tercer cuarto, con victoria más holgada de los húngaros, mientras que en el tramo final la selección española apretó y se impuso por cinco a uno, con lo que se quedó solo a dos tantos del empate.
Los de David Martín quedan así en segunda plaza del grupo C, por detrás de Hungría, a falta de una jornada por disputarse de esta fase inicial en la que España se medirá a Nueva Zelanda, un rival a priori muy inferior.
La selección húngara se clasificará de forma directa a cuartos de final si se impone como es previsible a Sudáfrica, mientras que España accedería a octavos de terminar segunda. En caso de empate, decidirá la diferencia de goles entre los dos primeros clasificados.
El seleccionador español, David Martín, admitió al término del encuentro la "superioridad" de su rival, y destacó que éste jugó con "calma" y "comodidad" frente a la "ansiedad" de los españoles derivada de empezar pronto por debajo en el marcador y en inferioridad numérica. "Luego vendrá el partido de octavos, que será a vida o muerte", dijo Martín en declaraciones facilitadas por la Real Federación Española de Natación. "Mejor perder hoy que en los cruces", dijo por su parte el jugador español Alberto Munárriz, quien también admitió que la selección "no hizo un buen partido" y señaló que el equipo "deberá defender mejor" con vistas a "dar un salto grande conforme avance el campeonato".