scorecardresearch

El Amorebieta, un rival hostil para el Burgos CF

ROBERTO MENA
-

El conjunto blanquinegro ha jugado 5 partidos en Segunda B contra el cuadro vizcaíno, de los que ha perdido 4 y ha empatado 1. Ambos equipos se enfrentaron en pretemporada (1-1)

Imagen de uno de los goles que logró el Amorebieta en El Plantío en la 19-20. - Foto: Jesús J. Matí­as

El Burgos CF buscará este sábado la primera victoria en competición oficial ante el Amorebieta. Ambos contendientes se verán las caras por primera vez en Segunda División, aunque en Segunda B ya han jugado en cinco ocasiones. En ninguna de ellas ha habido victoria blanquinegra y el bagaje es demoledor en favor de los azulgranas, que han vencido en cuatro ocasiones y han empatado uno.

El conjunto de la ribera del Arlanzón ha perdido en los dos partidos que ha jugado como visitante, mientras que en los tres duelos que ha disputado en El Plantío solo ha sido capaz de sacar 1 punto. El objetivo será romper la estadística y asaltar Lezama, escenario en el que está disputado el conjunto vasco sus partidos como local.

El último duelo entre ambos contendientes fue el pasado 14 de julio en pretemporada, en un choque que acabó con empate a un gol

Aunque el primer enfrentamiento oficial se remonta a la primera jornada de la 11-12 y fue en El Plantío. El Burgos era un recién ascendido que aún no sabía el calvario que le esperaba en aquel curso. Un gol de Cuevas dio el triunfo a los visitantes. En la segunda vuelta de aquella campaña, los burgalesistas volvieron a sucumbir (3-1).

Azulgranas y blanquinegros volvieron a compartir grupo en Segunda B en la 17-18. Primero se jugó en Amorebieta, donde Jon Ander Pérez decantó la balanza en favor de los vizcaínos, mientras que en El Plantío el choque acabó con 0-0

La pandemia evitó que en la 19-20 llegaran otros dos enfrentamientos y en esta temporada solo se jugó el partido en El Plantío. Fue el primer encuentro de Salmerón en casa. El Amorebieta se volvió a llevar el gato al agua por 1-2. El primer partido suspendido por la crisis sanitaria fue el que el Burgos debía jugar en Urritxe.

Una marcada identidad. El próximo rival del Burgos CF es un conjunto con una filosofía muy clara, así como con una identidad que ha ido forjando en las últimas temporadas. Con el exblanquinegro Asier Goiria al frente del área deportiva, el Amorebieta tiene una plantilla en el que se busca un perfil determinado en los futbolistas. La entrega, el tesón y la intensidad son características que definen desde hace tiempo al conjunto vizcaíno.

La apuesta por los jugadores vascos es una realidad y más del 95 por ciento de su plantilla está formada por integrantes de esta comunidad autónoma. Tienen claro lo que son y quieren mantenerlo en el fútbol profesional.

El club tiene una estrecha vinculación con el municipio, de alrededor de 20.000 habitantes, así como el Athletic Club, que les tendió la mano nada más conseguir el ascenso a la Segunda División.

No es la escuadra con mayor calidad de la categoría, pero sabe perfectamente a qué juega y lo que tiene que hacer para alcanzar sus objetivos. Cuenta con los mismos puntos que los blanquinegros y en Lezama en su último partido en casa el Amorebieta doblegó al Almería, mientras que en la pasada jornada conquistó un punto en el campo del Ibiza.

1.100 aficionados. El aforo máximo para eventos deportivos al aire libre también ha aumentado en el País Vasco y a las gradas de las instalaciones de Lezama podrán acceder 1.100 espectadores, mientras que contra el Almería solo pudieron entrar 500 socios.