Los esquiladores, los más necesarios

P. Velasco
-

Los ganaderos confían en que todavía se adopte una excepción para que cientos de profesionales lleguen de otros países como Uruguay para desarrollar la campaña y «pelar» a casi tres millones de ovejas

Un profesional esquila una oveja durante un certamen en la provincia burgalesa. - Foto: Cesar Manso

Necesitan una solución urgente. Su trabajo está a punto de comenzar su temporada alta, la época de más actividad, y se debe asegurar la llegada de cientos de profesionales de otros países a España que no pueden acceder por el estado de alarma decretado el pasado 15 de marzo por la crisis sanitaria del coronavirus. Esquiladores y ganaderos ven cómo se «complica» esta campaña, ya que los profesionales que ahora mismo hay en Castilla y León no son suficientes para «pelar» a casi tres millones de cabezas que hay en la Comunidad, por este motivo han pedido una solución a la administración para que haga una excepción con ellos y puedan viajar de alguna forma a nuestro país.
Una especie de «corredor sanitario» que permita venir a cientos de trabajadores procedentes de Uruguay o de los países del Este que habitualmente realizan esta labor. «De momento está todo parado», explica Alfonso Suárez, uno de los profesionales al frente de Esquiladores Montaña de León, una de la docena de empresas que se dedican a esta actividad en la Comunidad.
En su caso esquilan una media de 500.000 cabezas al año y para ello cuentan con más de 50 trabajadores de Argentina, Uruguay o Nueva Zelanda. «Nuestro trabajo fuerte se desarrolla de mayo a julio y ahora se impide la llegada de más de 300 empleados», asegura, tras lo que añade que los ganaderos «no saben ni qué hacer». De momento ellos desarrollan su labor sin problemas, aunque adoptando todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias como desplazarse dos personas en un coche y cada uno de ellos en una fila de asientos, aunque no es suficiente, como afirma Suárez: «Tendrán que abrir la mano o esto va a ser una catástrofe».
«Solución inmediata»

Desde las organizaciones profesionales agrarias también llaman la atención sobre los problemas que la falta de esquiladores pueden generar en la Comunidad. «Vienen cuadrillas de esquiladores de Uruguay, Polonia o Rumanía, y que con motivo de este problema no se les permite la llegada. A ver si en las próximas semanas se puede ir solucionando puesto que es urgente y necesario que estas personas vengan a España y puedan desarrollar su trabajo en esta Comunidad y en el resto sin problemas», aseguró el presidente de Asaja en Castilla y León, Donaciano Dujo, que recuerda que es el «tema más urgente y requiere una solución inmediata».
Por su parte, el secretario general de UPA Castilla y León, Aurelio González, apuntó también que es lo primero que necesita Castilla y León, que se permita la entrada de los esquiladores, «porque en este caso no puede ser cualquiera, no hay ni los equipos ni las cuadrillas que vienen todos los años, y se necesita que se agilicen los permisos para que estas personas puedan venir a esquilar tres millones de ovejas que tenemos porque sino pueden sufrir mucho».
Una opinión compartida desde UCCLpor su coordinador regional, Jesús Manuel González Palacín, que insistió en que el esquileo es «complicado» porque se debe ser «muy profesionales» como ocurre con la poda en verde, «que no se aprende de un día para otro». «Ya hay gente que está haciendo el esquileo en el sur de España y se trabaja en la posibilidad de que en algún país sí se pueda hacer algún corredor sanitario», concluyó.