Luz sobre la conducta de los carnívoros en el Paleolítico

ICAL
-

Una investigadora del Cenieh participa en un artículo de 'Scientific Reports' que demuestra la alta alteración y sesgo anatómico que producen los carnívoros salvajes en lugares de hábitat tras ser abandonados por los homínidos

La investigadora en Tafonomía del Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (Cenieh), Ruth Blasco, ha participado en un artículo publicado en la revista 'Scientic Reports', en el que se demuestra la alta alteración y sesgo anatómico que producen los carnívoros salvajes en lugares de hábitat una vez son abandonados por homínidos del Paleolítico.

"Existen muchos procesos y agentes que pueden actuar durante la formación de los yacimientos arqueológicos, pero son los homínidos y carnívoros los agentes biológicos acumuladores por excelencia y los que más estudios han concentrado en las últimas décadas", señalaron desde el Cenieh. Y, según añadieron, "esto es debido en parte a que las evidencias dejadas a su paso son a veces muy similares, ya que ambos predadores intervienen sobre las carcasas animales con la misma finalidad nutritiva y suelen ocupar los mismos espacios habitables (cuevas o abrigos) de forma intercalada y casi inmediata".

Este fenómeno genera en ocasiones una mezcla de episodios superpuestos que dificulta o complica en diferentes grados las interpretaciones arqueológicas. "Es por ello que estudios experimentales como el que hemos llevado a cabo proporcionan claves para determinar la actividad de los carnívoros en campamentos humanos, tanto a nivel de modificación ósea y sesgo anatómico, como de alteración a nivel espacial, esto es, dispersión de restos", explicó Ruth Blasco.

Luz sobre la conducta de los carnívoros en el PaleolíticoLuz sobre la conducta de los carnívoros en el Paleolítico - Foto: cenieh.es

La investigación recogida en este artículo se suma a los trabajos previos realizados por el mismo equipo de investigación, que proponen que la realización de estudios actualistas basados en la observación y experimentación son una herramienta fundamental para caracterizar y modelizar las conductas de predación de los carnívoros salvajes.

Esta línea experimental de Neo-tafonomía con carnívoros salvajes en régimen de libertad fue iniciada en 2010 y se centró en varios puntos del pre-Pirineo y Pirineo, como es el Parc Natural de l’Alt del Pirineu, en Lleida, donde se consiguió realizar observaciones en un escenario sin ningún tipo de condicionante humano que pudiera alterar el comportamiento de estos animales, y por tanto sus pautas de conducta.

"Este escenario es vital a la hora de extrapolar los datos experimentales, ya que cualquier alteración de la conducta animal podría desembocar en un sello tafonómico diferente, y por tanto, llevar a interpretaciones arqueológicas inadecuadas", señaló Ruth Blasco.

Los trabajos experimentales cuentan con el permiso, supervisión y colaboración de los equipos de Seguimiento del Oso Pardo, el Parc Natural de l'Alt Pirineu, y el Departament d’Agricultura, Ramaderia, Pesca i Alimentació de la Generalitat de Cataluña. Y la línea experimental se enmarca dentro del proyecto de investigación ‘Neandertals i carnívors: una història compartida’, cofinanciado por la Generalitat de Cataluña.