Herida grave una ciclista arrollada en un paso de peatones y bicicletas

I.E. / Burgos
-
Policías y facultativos atienden a la joven antes de introducirla en la UVI móvil. - Foto: Patricia

La joven, de 23 años y con domicilio en Federico García Lorca, cruzaba la avenida de Castilla y León por la glorieta que regula el tráfico con Severo Ochoa, frente a la plaza Mari Cruz Ebro

Una joven de 23 años resultó herida ayer tras ser atropellada cuando cruzaba montada en su bicicleta la avenida de Castilla y León, en un paso de cebra y de bicicletas. El accidente se produjo a las 13,15 horas, en la glorieta que regula el tráfico en la confluencia de dicha vía con las calles Canales y Severo Ochoa, frente a la plaza de Mari Cruz Ebro. El golpe fue muy violento y el automóvil desplazó varios metros hacia delante a la víctima, que era ingresada ayer de urgencia en el Hospital Universitario de la capital.
Iba pedaleando por el carril bici y, cuando se disponía a atravesar la avenida de Castilla y León por el paso de peatones también habilitado para dos ruedas, el conductor de un coche no debió verla a tiempo y la arrolló. La víctima, con domicilio en la calle Federico García Lorca (Gamonal), cayó sobre la luna y el capó del automóvil y después al asfalto. Las lesiones que le produjo el fuerte impacto son de carácter grave, según informaron a este periódico, pero en principio no se teme por su vida.
Numerosas llamadas llegaban al poco tiempo hasta el Servicio de Emergencias de Castilla y León 112. No en vano fueron muchos los testigos que a esa hora pudieron presenciar el siniestro. Hasta allí se desplazaron varias patrullas de la Policía Local, una ambulancia y una UVI móvil de Sacyl.
Los facultativos tardaron en inmovilizar a la joven -que responde a las iniciales Z.L.M.- debido a las heridas que presentaba. Después la UVI móvil la trasladó hasta el complejo asistencial de Burgos, donde permanece ingresada con fracturas en varias zonas del cuerpo.
El conductor del automóvil que atropelló a la joven fue sometido a la prueba de alcoholemia, tal como es preceptivo tras un accidente, y dio negativo, según informó la Policía Local.
Un furgón de atestados del Cuerpo también acudió hasta el lugar del accidente con el fin de llevar a cabo las mediciones oportunas para determinar en qué circunstancias se produjo el siniestro.
No es la primera vez que en esa zona de la avenida de Castilla y León ocurre un accidente grave. De hecho, hace dos años moría una mujer de 66 años en un paso de cebra situado a menos de 50 metros de donde tuvo lugar el siniestro de ayer, también frente a la plaza de Mari Cruz Ebro.
El año pasado los ciclistas se vieron implicados en más de un centenar de accidentes, de los cuales un 90% son entre bicicletas y automóviles. En el otro 10% son atropellos de bicis a peatones. Hay que recordar que el año pasado falleció una ciclista. Carolina Beatriz Andy volvía a casa desde el trabajo el 12 de agosto montada en su bicicleta cuando un joven que conducía sin carné la arrolló en un paso de cebra. Murió prácticamente en el acto.