Peligra la campaña en Lunada por la falta de inversores

A.C.
-

El Consistorio de Espinosa de los Monteros ha requerido a Snowmountain que abone sus deudas o le rescindirá el contrato, y la firma busca nuevos socios para reunir los 100.000 euros que necesitan las instalaciones

Peligra la campaña en Lunada por la falta de inversores - Foto: Alberto Rodrigo

La campaña de este invierno en la estación de esquí de Lunada está en el aire ante la difícil situación económica de la empresa concesionaria, que necesita entre 100.000 y 150.000 euros para ponerla en marcha y arreglar sus obsoletas instalaciones. Además, el Ayuntamiento de Espinosa envió hace unos días un requerimiento a Snowmountain, en el que le exige que pague sus deudas y acredite con un certificado que está al corriente de pagos con Hacienda y la Seguridad Social, que se ponga al día en el pago de las facturas de suministro de electricidad, abone parte del canon de alquiler de 2018 y el total de 2019 y acredite que ha pagado el 15% del fondo de mejoras del monte a la Consejería de Medio Ambiente.
Si no rescinde sus deudas, cuyo monto total se eleve a 10.000 euros, según ha afirmado la empresa a DB, el Ayuntamiento iniciará el procedimiento administrativo para resolver el contrato en vigor desde noviembre de 2016 y que extendía la concesión hasta 2031. A preguntas del PSOE, el equipo de gobierno del PP desveló ayer en el pleno que su interés es que "Snowmountain renuncie voluntariamente a la gestión de Lunada" y el Ayuntamiento recupere las instalaciones. El alcalde, Raúl Linares, manifestó que "mi opinión es que no pueden abrir la estación por el estado de las instalaciones", a lo que añadió que la concesionaria "pretende que vayamos a las instituciones y se les aporten 120.000 euros de dinero público", una opción que el PP no contempla. 
El regidor señaló tras el pleno que los responsables de la empresa quieren que, en caso de renuncia o rescisión del contrato, se les indemnice por unas inversiones que cifran en 200.000 euros. Linares avanzó que volverá a contactar con los empresarios para que dejen voluntariamente las instalaciones. Si las recupera, el PP redactará un Plan Estratégico a largo plazo.
desequilibro patrimonial. Mientras, el administrador de Snowmountain, Juan Carlos Torres, reiteró a DB los argumentos dados al Consistorio y explicó que "no queremos perder todas las inversiones realizadas sin compensación alguna, puesto que nuestro contrato era de gestión, no de inversión y la renovación de equipos no nos corresponde a nosotros, que solo tenemos obligación de realizar el mantenimiento".
Aunque en abril, Torres anunció que sin apoyo de fondos públicos Lunada no podría abrir este invierno, ahora afirma que tanto él como sus socios están "buscando inversores externos para reunir los entre 100.000 y 150.000 euros necesarios" para arreglar equipos como los remontes, dado que ninguno podría funcionar este invierno. De hecho, de los cuatro existentes, esta empresa nunca ha llegado a arancar más que dos. El empresario admitió que "la situación no es nada fácil", pero su equipo sopesa la opción de seguir adelante sin ayudas públicas y para ello está "buscando inversores y estudiando cuanto es lo mínimo necesario para abrir esta temporada". "Tendremos que tomar la decisión de seguir o renunciar", añadió Torres, para quien "Lunada puede ser viable".
El gestor de Lunada admitió que la empresa también cometió el error de "infravalorar el mal estado en que estaba la estación". "Las instalaciones están hechas un desastre, cada día fallan más y los gastos son cada vez más elevados", indicó, lo que ha llevado a la concesionaria a un "desequilibrio patrimonial".


Las más vistas