1979. Los pilares de la transición

Á.M.
-

Los pioneros de la actual democracia protagonizaron los primeros comicios en libertad en casi medio siglo. No hubomayoría absoluta, pero no hizo falta porque los cinco partidos pactaron y aprobaron todas las cuestiones relevantes

1979. Los pilares de la transición

Sucedió en Jerez de la Frontera, pero la anécdota es igualmente válida para evocar los nervios que, como neófitos, sintieron los ciudadanos que volvían a las urnas después de 48 años (desde 1931) sin ser llamados a ejercer su derecho de forma universal. ¿El hecho? Una señora metió en la urna un talón de 50.000 pesetas en vez de la papeleta.

La primera Corporación de la democracia moderna estuvo formada por 24 hombres y tres mujeres de cinco partidos diferentes. A José María Peña, que se presentó bajo las siglas de UCD, no le fue difícil ponerse de acuerdo con las fuerzas de centro-derecha para ser elegido alcalde. No hacían falta mayorías absolutas porque, tal y como recordaron 10 de aquellos hombres y mujeres el pasado mes de abril en este periódico, la ilusión, la fuerza y el ímpetu por trabajar para la ciudad lo superaron todo. ¿Quieren ejemplos? Todos los concejales comieron juntos en Nochebuena. ¿Más? Los cuatro presupuestos municipales se aprobaron por unanimidad y a la primera. ¿Otro? Se pusieron de acuerdo para redactar el nuevo Plan General (el Delta Sur). Hicieron, en definitiva, las dos cosas que se habían comprometido a hacer: política de mano tendida y servicio a los vecinos.

Entre los elegidos estaba un jovencísimo Luis Escribano, a la postre el concejal que más años ha ejercería esa responsabilidad bajo las mismas siglas. También Rosa de Lima Manzano (ambos del PSOE), tristemente fallecida en un accidente de helicóptero cuando era directora general de Tráfico, en 1988. César Rico, electo por la Candidatura Independiente Democrática, era el padre del actual concejal y presidente de la Diputación y del PP. Lucía Eroles fue la única mujer elegida en las urnas bajo las siglas de Coalición Democrática en toda España... En fin, el anecdotario es largo.

1979. Los pilares de la transición1979. Los pilares de la transición - Foto:

La participación fue muy baja en 1979. Apenas alcanzó el 60%. Cabría pensar que había ansia de urnas, y la hubo, pero los ciudadanos tenían causa para quejarse. A ver si les suena: «El comentario más extendido sobre las elecciones fue el de mostrar desacuerdo con el sistema de listas cerradas», contamos en DB sobre aquella jornada electoral. El Ayuntamiento quedó conformado en dos bloques. Uno formado por el PSOE y el PCE y otro por las fuerzas del centro-derecha. Eso no obstó para que existieran multitud de acuerdos históricos, como se ha reseñado. Ni tampoco para que Peña sacara el carácter. Al concejal socialista Constantino Rubio le echó del Pleno en un tenso debate sobre el itinerario que debería seguir la ronda Sur. Al final hubo acuerdo y se llevó por un trazado anexo a Cortes y El Crucero pero alejado de Fuentes Blancas y Capiscol.

 

DESDE CERO

La campaña no tuvo demasiada historia en lo que a programas se refiere. Sí fue ideológica. Ya saben: cuidado con los rojos, cuidado con los amigos de Franco. Sin embargo, el sistema democrático funcionó y no hubo el más mínimo incidente. El alcalde saliente, José Muñoz Ávila, ejerció su derecho al voto en la Jefatura Agronómica.

Llegada la hora de hacer política de servicio, se hizo. En esa legislatura se levantaron las primeras grandes dotaciones culturales y educativas (la Casa de la Cultura de Gamonal o el colegio Fernando de Rojas, por ejemplo); se construyó la primera guardería municipal (la de Río Vena, hoy a la espera de su demolición y posterior reconstrucción tras un polémico cierre) y se mejoraron o construyeron instalaciones municipales básicas, caso del cementerio o el Parque de Bomberos, respectivamente.

Había mucho trabajo por hacer y algunos tajos se extendieron durante casi una década, que fue lo que costó dotar de todas las infraestructuras básicas a todos y cada uno de los barrios y calles de la capital. Muchas siguen hoy prestando servicio. Si hay algo en lo que coinciden los concejales de aquella ‘primera promoción’, de la que 12 personas ya han fallecido, es en que todos tenían un proyecto de ciudad, algo muy cacareado en los últimos años pero que por la vía de los hechos se ha demostrado inexistente. Fueron días de efervescencia. Esos en los que el Calatravas estrenó ‘Superman’, Rocío Jurado actuó en el Dandy´s y el destape era la espita de la libertad real. Días, a todos los efectos, pasados.