scorecardresearch

«La gente de nuestra edad solo ha conocido lo malo. Ya toca»

P.C.P.
-

Lara Pascual fue portada en DB el día que el Burgos CF bajó a Tercera en Palencia. 13 años después, quiere cambiar aquel titular de 'Hundidos' por el de 'Rumbo a Segunda' y transmitir a su hija la pasión blanquinegra que ella heredó de su padre

Lara fue portada en DB en 2008, el día que el Burgos CF bajó a Tercera en Palencia. - Foto: Luis López Araico

El día que Lara perdió la timidez, el Burgos CF y el Palencia perdieron la categoría. Uno de los dos debía ganar para salvarse y empataron. Los dos al pozo de Tercera. Fue un fracaso estrepitoso, bochornoso, ridículo… que nadie acierta a explicarse hoy, 13 años después. El 19 de mayo de 2008, la portada de Diario de Burgos rezaba: ‘Hundidos’, con un primer plano de una joven aficionada blanquinegra sola en la grada, hecha un mar de lágrimas y con la mirada perdida hacia un futuro negro. Fue el estanquero el que avisó al hermano de Lara de que su foto abría el periódico. Ni se enteró de que el objetivo la enfocaba a ella.

El día había comenzado fenomenal. Viaje corto en autobús con el Frente Kolocón, buen ambiente, comida y encuentro con una afición hermana como es la de Palencia. Pero tras el pitido inicial en La Balastera, empezó el calvario. «90 minutos de sufrimiento total. Y encima en la última jugada, con la portería vacía, justo donde estábamos nosotros, ver que el balón se va, y que se acaba, y que bajamos a Tercera, y que seguramente desaparecería el club. Fue horrible», recuerda vívidamente. Los 546 kilómetros que hoy recorren cientos de aficionados entre Burgos y Almendralejo pasarán volando, nada que ver con aquel viaje de vuelta de Palencia. «Mira que está cerca, pero se me hizo eterno», confiesa. «Es algo que no lo voy a olvidar, igual que cuando subió el Burgos, en este caso para bien. Me acuerdo muchísimo del gol de Pendín, estaba allí en la Lateral. Son cosas que no olvidas, ¡cómo lo vas a olvidar!», exclama.

«La verdad es que echando la vista atrás, casi todo han sido malos ratos, ya es hora de que cambie la cosa», ha escrito a caballo entre el desahogo y el deseo en su cuenta de Twitter, @Lara_Pascual, la protagonista de aquella portada, que ha sido muy comentada estos días. Tenía 21 años y aquella imagen personaliza todavía hoy el sentimiento de muchos aficionados blanquinegros de su generación y otras próximas, que resignados tuvieron que celebrar la permanencia en Linares como una fiesta, a falta de ascensos y otras alegrías parejas. «La gente de nuestra edad solo ha conocido lo malo. Los de 50 o 60 años han visto al Real Burgos en Primera, los mejores años del Burgos CF… Pero nosotros, al margen del ascenso a Segunda, ha sido todo palo tras palo. Por eso la gente que sigue yendo al campo se merece un monumento. Por eso ya toca», opina en conversación telefónica.

Mañana Lara quiere otro titular para la portada para el Burgos CF: ‘Rumbo a Segunda’, propone. «Ojalá, ojalá. Nos lo merecemos», suspira ,y se atreve a apostar por un 3-1 como resultado ante el Athletic B. «Después de lo que sufrimos el otro día, un resultado más claro», desea.

Lara apenas sabía hablar cuando iba de la mano de su madre a buscar a la salida del estadio los domingos a su padre, socio al igual que el abuelo. Pero ya sabía cantar el himno del Real Burgos. «No tenía ni 3 años pero me lo sabía de memoria. La gente se reía», explica, como le ha contado su madre tantas veces. Su padre, ya fallecido, no tardó en llevarla al fútbol. «Es un recuerdo que tengo de él superbonito», confiesa emocionada, para añadir que le gustaría poder revivirlo con su hija, que ahora tiene dos años. «Espero llevarla también al campo, si le gusta. De momento no sale de casa sin el balón», celebra los goles y señala el escudo del Barça (hay hueco para otro en el corazón futbolero de Lara), así que parece que la genética no ha errado tampoco este tiro. 

De ir con su padre pasó a ir con el Frente Kolocón. Eran las chicas mimadas de la peña, las más jóvenes también. Ella y dos amigas, Miriam y María. «Nos llamaban las ‘caperucitas’», recuerda divertida, por una pancarta que le dedicaron al Lobo Carrasco cuando las cámaras de Canal + peinaban las gradas de los estadios.

Primero el trabajo y ahora la maternidad apartaron a Lara Pascual de El Plantío, al que espera volver pronto, ya sea en Segunda o en Tercera. ¿O en Primera? «Si nos ponemos optimistas… Algún día tiene que llegar».