Roban sistemas de videovigilancia de 5 tractores en Terrazos

S.F.L.
-

Forzaron las puertas de dos pabellones para llevarse material valorado en más de 30.000 euros

Los agricultores lamentan los daños materiales en los tractores tras arrancar las antenas en los sistemas de videovigilancia y llevarse las pantallas. - Foto: DB

«Los delitos en el campo no sólo no cesan, sino que se transforman. A los tradicionales robos de la producción ahora se suman la sustracción de los GPS y el sistema de videovigilancia de cinco tractores, lo que provoca graves daños en la propia maquinaria», explica Elías Plaza, uno de los dos agricultores afectados por los robos cometidos por un grupo de cacos en Terrazos de Bureba. 

Los hechos se remontan a la noche del domingo, sobre las 3 de la madrugada, aunque los damnificados no fueron conscientes del suceso hasta que acudieron a sus respectivos pabellones, ubicados uno en frente del otro junto a la carretera CL-632, y comprobaron que las cerraduras de las puertas estaban reventadas y estas habían sido forzadas «con una barra de uña» para poder acceder al interior. En una de las naves sustrajeron las antenas, los GPS y las pantallas de videovigilancia de tres tractores, dos de ellos estacionados en el interior y un tercero en el exterior del pabellón, cercado a su vez por una valla que no resultó lo suficientemente alta como para evitar el paso de los asaltantes. 

Tras analizar los vídeos que grabaron las cámaras de vigilancia colocadas en los patios internos de ambas edificaciones se ha comprobado que «los actos se llevaron a cabo en menos de una hora. Cruzaron la vía y se colaron en el otro cobertizo anexo, del que se llevaron una pantalla y el sistema de GPS de un tractor John Deere y el autoguiado de otro vehículo agrícola», declara el agricultor. Todos los aparatos sustraídos, que se basan en pantallas que permiten visualizar las pasadas del tractor y la trayectoria que sigue, estaban destinados a facilitar el trabajo de los labradores.

Los agricultores lamentan los daños materiales en los tractores tras arrancar las antenas en los sistemas de videovigilancia y llevarse las pantallas.  Los agricultores lamentan los daños materiales en los tractores tras arrancar las antenas en los sistemas de videovigilancia y llevarse las pantallas. - Foto: DB

Asimismo, los delincuentes también se trasladaron hasta el almacén de grano Serabur, situado en la parte más elevada del pueblo, donde vaciaron unas garrafas de herbicida que rellenaron con unos 80 litros de gasóleo procedente de un generador.

Plaza destaca las importantes pérdidas económicas generadas por el hurto, que superan los 30.000 euros, y subraya que, en el caso de los GPS, además de su valor monetario, han provocan una serie de daños materiales en los tractores que afectan al sistema eléctrico de la maquinaria al igual que  en las naves donde los guardan. «Estos hechos nos generan una gran sensación de inseguridad e indefensión en el campo, sin olvidar las dificultades y retrasos que provocan los robos a la hora de realizar las labores agrícolas», expone. 

La Guardia Civil ha iniciado las pesquisas necesarias para dar con los autores tras realizar las denuncias. «Sabemos que están involucradas varias personas y que vestían con indumentaria oscura porque en los pabellones disponemos de un sistema de cámaras de vigilancia que ya han sido examinados por un profesional. No comprendo como se la juegan de esta manera», aclara el agricultor, que antes de descubrir que las instalaciones y la maquinaria de otro compañero de campo habían sido también atacadas pensaba que «alguien iba a por mí». No obstante, el afectado, sorprendido, no da crédito en que con la cantidad de material y herramienta de valor amontonada en la nave al alcance de los ladrones hayan ido directamente a por los GPS y demás aparatos.