Clases desde China para utilizar la línea de mascarillas

J.M.
-

La máquina, procedente de Shanghai, llegó a las instalaciones burgalesas en un tráiler y se ensamblará a lo largo de los próximos días. Los técnicos que deben ayudar en la puesta a punto perdieron el vuelo desde el país asiático

Momento en que el tráiler entra en las dependencias de la Farmacia Militar en el paseo de Fuentecillas. - Foto: Luis López Araico

Las instalaciones de la Farmacia Militar recibieron ayer al convoy del Ejército que transportaba la línea de producción de mascarillas procedente de  Shanghai (China) y que este viernes llegaba a suelo español junto a otras tres máquinas de la Cooperativa Mondragón que servirán para fabricar unos 60 millones de estos elementos de protección. Fuentes del Ministerio de Defensa detallaron que en los próximos días se trabajará en su ensamblaje y que expertos chinos asesorarán en la puesta a punto de los equipos.
La llegada de estos técnicos tardará algo más de lo esperado ya que las mismas fuentes confirmaron a este periódico que las personas que tenían que venir desde China habían perdido el vuelo que les debía de traer hasta España. Cabe recordar que el material había llegado el viernes a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) en un vuelo del operador logístico de Defensa.
La línea de producción llegaba sobre las 12 del mediodía a la Farmacia Militar en grandes cajas de madera que viajaban al descubierto en un tráiler articulado del Ejército procedente de la capital de España y que viajaba acompañado de otro camión de dimensiones más modestas.
Minutos después, el material era descargado en las traseras de la Farmacia Lateral y una fenwick trasladaba las voluminosas cajas, una a una, hasta un lateral de la instalación para que varios soldados la introdujeran en el interior del inmueble. A partir de ahora la labor será ensamblar los diferentes módulos y poner la línea de producción a funcionar.
Las cuatro máquinas son propiedad de la corporativa vasca Mondragón Assembly y este viernes la ministra de Industria Comercio y Turismo, Reyes Maroto, recibía a pie de pista el avión de carga del Ejército del Aire.
La titular del área de Industria defendió que se trata de «un proyecto de Estado poder contar con líneas de producción nacional que nos van a permitir poder fabricar al mes más de 10 millones de mascarillas». La dirigente del Ejecutivo socialista se felicitó porque España no tenga que depender de los mercados internacionales en el contexto de pandemia global.
Maroto añadió que las líneas de producción permitirán contar con una «reserva estratégica de producción nacional de mascarillas para satisfacer la demanda inmediata de la población y para dar certidumbre, tranquilidad y proteger la salud de los españoles».
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció el pasado 6 de abril un acuerdo del Gobierno con la cooperativa Bexen Medical, que forma parte de la Corporación Mondragón, para la fabricación de las mascarillas y hacer frente a la epidemia del coronavirus.
Las máquinas que han llegado a España han sido fabricadas por la Corporación Mondragón en la planta de Kunshan (China).