La Junta critica que recibe 900€ por paciente y otras 3.600

SPC
-

Francisco Igea considera que el reparto se tiene que realizar en función del número de enfermos y pide al Gobierno central que se varíen los criterios

Imagen del interior del HospitalSanta Bárbara de Soria. - Foto: Eugenio Gutierrez

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, cargó ayer contra el «sinsentido» de que el Gobierno central prime la población a la cifra de enfermos en el reparto de los fondos habilitados para financiar a la sanidad ante la crisis del coronavirus. Una situación ante la que no dudó en dar cifras y aseguró que Castilla y León, según el reparto, contará con 900 euros por enfermo de Covid-19, mientras que otras comunidades percibirán 3.600 euros, sin entrar en quiénes son. «No es comprensible que sean cuatro veces más, los criterios tienen que variar», aseveró. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Igea aseguró que se dirigirán al Gobierno de España para trasmitirles esta consideración después de que en el Consejo Interterritorial del miércoles se comunicara que Castilla y León recibirá 17,2 millones de euros de un total de 300 millones con los que se dota el fondo.
El reparto es «incomprensible», reseñó el número dos del Ejecutivo autonómico, tras lo que detalló que la lucha sanitaria exige fondos «según el número de enfermos». «No tiene mucho sentido que si todas las comunidades tenemos financiada bien o mal la sanidad, en nuestro caso consideramos que mal, este exceso no se haga en relación al número de enfermos, que supone un gasto extra en medicamentos, respiradores, material que viene condicionado por el número de enfermos de cada Comunidad», argumentó.
Para Igea este reparto debería obedecer al resultado de una «sencilla división» de fondos entre el número de enfermos, ya que, a su juicio, no sería justo que Castilla y León cuente con 900 euros por enfermo frente a otras autonomías que alcanzan los 3.600 euros.
«No es comprensible que el gasto por enfermo sea cuatro veces mayor en una Comunidad que en otra», explicó, tras considerar que «donde más enfermos hay existen más gastos extra».
Con respecto al Gobierno central la consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado, señaló que la Comunidad ha mantenido en todo momento una actitud «proactiva» en la gestión de la crisis y siempre desde las premisas del Consejo Europeo de prevención.
Es el momento de remar

Sin embargo, a pesar de las críticas, el vicepresidente y portavoz de la Junta afirmó que «este es el día de remar» ante la situación de emergencia en España por el coronavirus y no de pedir responsabilidades al Gobierno central, al que volvió a trasladar la lealtad de la Comunidad. «El Gobierno es nuestro Gobierno; no es el momento de pedir responsabilidades, es el momento de remar, no es el momento de los críticos», argumentó en relación a sí la Junta mantiene su confianza hacia el Ejecutivo de Pedro Sánchez, informa Ical.?
Igea aseguró que la Junta «no va a aprovechar» la crisis del coronavirus para «hacer política» y destacó que, desde la lealtad, han solicitado la toma de medidas, algunas incluso antes de que fueran acordadas después por el Gobierno, en referencia a la solicitud de declarar el estado de alarma en el país. «No nos encontrarán aprovechando la situación crítica al Gobierno», aseveró el vicepresidente de la Junta. «Habrá un día para el análisis», remató.